El grupo de trabajo de alto nivel por las mujeres, las jóvenes y el VIH hace un llamamiento para aumentar los esfuerzos por la protección de los derechos y el bienestar de las jóvenes y las niñas en Sudáfrica

Bookmark and Share

Reportaje

El grupo de trabajo de alto nivel por las mujeres, las jóvenes y el VIH hace un llamamiento para aumentar los esfuerzos por la protección de los derechos y el bienestar de las jóvenes y las niñas en Sudáfrica

31 de octubre de 2012

Los miembros del grupo de trabajo de alto nivel por las mujeres, las jóvenes, la igualdad de género y el VIH para África Oriental y Meridional durante su reciente visita a Sudáfrica.

El grupo de trabajo de alto nivel por las mujeres, las jóvenes, la igualdad de género y el VIH para África Oriental y Meridional finalizó una misión de promoción política en Sudáfrica que duró una semana y en la que se hizo un llamamiento para un compromiso y liderazgo renovados con el objeto de proteger la salud y los derechos de las jóvenes y las niñas en el país.

El Departamento de Mujeres, Niños y Personas con Discapacidades de Sudáfrica invitó al grupo de trabajo para concienciar a los líderes políticos sobre los temas críticos a los que se enfrentan las mujeres y las niñas hoy día, entre los que se incluyen el embarazo adolescente, la violencia de género, la transmisión maternoinfantil del VIH y el trabajo sexual.

“El trabajo realizado por el grupo de trabajo nos ayudará a identificar carencias y retos, lo que nos permitirá desarrollar programas de intervención más efectivos”, dijo la viceministra del Departamento de Mujeres, Niños y Personas con Discapacidades, la Sra. Hendrietta Bopane-Zulu.

Los miembros del grupo de trabajo se reunieron con funcionarios gubernamentales de alto nivel de Sudáfrica, representantes de organizaciones internacionales y de la sociedad civil, parlamentarios y otras partes implicadas en el trabajo de respuesta al VIH. La delegación también mantuvo conversaciones con redes de mujeres que viven con el VIH y con las comunidades de personas lesbianas, gays, bisexuales, transgénero e intersexuales (LGBTI).

Altos índices de embarazo adolescente

A pesar de los avances en Sudáfrica en la respuesta al sida, las mujeres y las niñas siguen estando afectadas desproporcionadamente por la epidemia. Según un estudio de 2008 realizado en hogares del Consejo de Investigación en Ciencias Humanas, la prevalencia del VIH era más de cuatro veces mayor en las mujeres de 20 a 24 años (21,1%) que en los hombres del mismo grupo de edad (5,1%).

Tenemos todas las políticas necesarias en marcha pero nuestro mayor reto es cambiar las actitudes sociales

Kgalema Motlanthe, vicepresidente de Sudáfrica

Determinantes sociales, como la pobreza, la desigualdad, la violencia de género y un acceso limitado a información sobre salud sexual y reproductiva, junto con una falta de servicios de salud orientados a los adolescentes, hacen que las adolescentes sean vulnerables a los embarazos no deseados y a la infección por el VIH. Los datos procedentes del Plan nacional estratégico sobre el VIH, la tuberculosis y las infecciones de transmisión sexual de 2012-2016 muestra que el 39% de las jóvenes entre 15 y 19 años se han quedado embarazadas al menos una vez y que el 49% de las madres adolescentes vuelven a quedarse embarazadas en los siguientes 24 meses. También revela que una de cada cinco adolescentes embarazadas es seropositiva.

“Estamos haciendo todo lo posible por acabar con los embarazos de adolescentes, que principalmente están causados por hombres mayores que se aprovechan de las jóvenes”, afirmó Kgalema Motlanthe, vicepresidente de Sudáfrica. “Tenemos todas las políticas necesarias en marcha pero nuestro mayor reto es cambiar las actitudes sociales”, añadió el Dr. Motlanthe.

El equipo del grupo de trabajo estuvo en contacto con el rey Goodwill Zwelithini de la provincia KwaZulu-Natal, para hablar sobre las normas tradicionales y sociales, como el sexo intergeneracional y los muchos elementos concurrentes que contribuyen al problema del embarazo adolescente. “No solo nos tenemos que dedicar a desarrollar programas para la juventud —afirmó el rey Zwelithini—. También tenemos que enseñar a los padres a actuar en casa, ya que a algunos padres les resulta difícil hablar con sus hijos. No es fácil, pero tenemos que decir la verdad, porque el amor a la verdad es el espíritu del hombre”.

“La prevención de los embarazos no deseados y de las infecciones por VIH en las niñas debe ser la mayor prioridad de los líderes de Sudáfrica —afirmó la profesora Sheila Tlou, directora regional de ONUSIDA y miembro del grupo de trabajo—. Mantener a las niñas escolarizadas es fundamental para reducir las nuevas infecciones por el VIH en las niñas y para ayudarles a alcanzar su máximo potencial”.

Parar los nuevos casos de infecciones entre los niños

La erradicación de las nuevas infecciones por el VIH en niños y el mantenimiento de sus madres con vida también formaron parte de las conversaciones mantenidas entre los miembros del grupo de trabajo y el Dr. Aaron Motsoaledi, ministro de Salud de Sudáfrica. Sudáfrica ha visto disminuida la transmisión maternoinfantil del VIH del 3,5% en 2010 al 2,7% en 2011 y está en el buen camino para cumplir con el objetivo establecido en la Declaración política sobre VIH/sida de 2011 de eliminarla virtualmente para 2015.

Naomi Shaban, ministra de Género, Niños y Desarrollo Social de Kenia y miembro del grupo de trabajo (izquierda), con el vicepresidente de Sudáfrica, Kgalema Motlanthe.

Aunque reconoció la caída de las nuevas infecciones por VIH en niños, la ministra de Género, Niños y Desarrollo Social de Kenia, la Dra. Naomi Shaban, que lideraba la delegación del grupo de trabajo, enfatizó que se necesita hacer más para mantener a las madres con vida. “Necesitamos redoblar nuestros esfuerzos para salvar a los bebés pero también necesitamos asegurarnos de que las madres estén ahí para cuidar de sus hijos”, afirmó la Dra. Shaban.

Para poder hacer frente a las altas tasas de mortalidad materna en Sudáfrica —310 por cada 100 000 nacimientos vivos—, a principios de este año, el Departamento Nacional de Salud, encabezado por el ministro de Salud, el Dr. Motsoaledi, lanzó en Sudáfrica la Campaña sobre reducción acelerada de la mortalidad materna en África (CARMMA).

Algunos de los elementos clave de la campaña CARMMA son mejorar el acceso de las mujeres a unos servicios integrales de salud sexual y reproductiva, especialmente de planificación familiar, para evitar nuevas infecciones por el VIH y embarazos no deseados, fortalecer el sistema sanitario para ofrecer recursos humanos en salud maternoinfantil e intensificar la gestión de las madres seropositivas.

El grupo de trabajo de alto nivel por las mujeres, las jóvenes, la igualdad de género y el VIH para África Oriental y Meridional, que está formado por ministros, los directores del Consejo Nacional sobre el Sida, cuatro directores regionales de las Naciones Unidas, la sociedad civil y mujeres que viven con el VIH, vio su lanzamiento oficial en diciembre de 2011 en la XVI Conferencia internacional sobre el sida y las ETS en África (ICASA). Su objetivo es la defensa política de alto nivel para apoyar el aumento de las acciones nacionales y el seguimiento de la implementación del borrador de la Declaración de Windhoek sobre las mujeres, las jóvenes, la igualdad de género y el VIH.