Reportaje

El secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-Moon, lanza “Educación Primero” para escolarizar a todos los niños

27 de septiembre de 2012

El secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-Mon, durante el lanzamiento de la nueva iniciativa “Educación Primero” junto con el presidente de Sudáfrica (a la izquierda), Jacob Zuma, y la primera ministra de Dinamarca, Helle Thorning-Schmidt (a la derecha). 26 de septiembre de 2012. Sede Central de las Naciones Unidas en Nueva York. Fotografía: ONUSIDA/B. Hamilton

El secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-Moon, lanzó una nueva iniciativa, “Educación Primero”, para garantizar que todos los niños vayan a la escuela, reciban una educación de calidad y se nutran de los valores de la ciudadanía mundial.

“Los objetivos que compartimos son simples. Queremos que los niños vayan a la escuela primaria y avancen hacia la educación superior para que les ayude a tener éxito en la vida” —afirmó el Sr. Ban. No podemos cesar en nuestro empeño hasta que todos los niños estén escolarizados. Esta es nuestra tarea, estos son nuestros deberes”.

Hablando en representación de todos los niños y los jóvenes, Chenor Bah de Sierra Leona presentó una petición reclamando el derecho a la educación. Envíennos a la escuela; prepárennos para los trabajos del siglo XXI, [prepárennos] para ser ciudadanos del mundo que promuevan la tolerancia y la paz, la completa educación sobre salud reproductiva y estar informados por la ciencia —declaró el Sr. Bah. Ustedes son más altos cuando se arrodillan a ayudar a un niño”, añadió.

“Educación Primero” busca movilizar a todos los socios, antiguos y nuevos, a lograr la escolarización de todos los niños en la educación primaria antes de la fecha meta de 2015 de los Objetivos de Desarrollo del Milenio. La nueva iniciativa establece que se necesitan 24 000 millones de dólares más al año para cubrir la carencia de los niños que no asisten a la escuela primera ni a la primera etapa de la secundaria. “La educación sigue siendo la inversión más importante que ningún estado puede hacer, especialmente en África y en los países en desarrollo”, afirmó el presidente de Sudáfrica, Jacob Zuma.

Los objetivos que compartimos son simples. Queremos que los niños vayan a la escuela primaria y avancen hacia la educación superior para que les ayude a tener éxito en la vida

Secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-Moon

Como moderador de la sesión, el Enviado Especial de las Naciones Unidas para la Educación Mundial, Gordon Brown, hizo un llamamiento a la comunidad internacional para invertir fuertemente en educación. “Tenemos que darle voz y una oportunidad a la juventud”, afirmó.

Se prometieron más de 1 500 millones de dólares durante el evento procedentes de socios de sector privado, con 1 000 millones de dólares de la Western Union Foundation y 500 millones de dólares de la fundación de MasterCard.

“Cuando se gobierna un país uno está preocupado por un montón de estadísticas — inflación, desempleo, producto nacional bruto—, pero el dato estadístico que más me preocupa es cómo es nuestra escolarización en relación a otros países —afirmó Julia Gillard, primera ministra de Australia. El éxito de nuestros jóvenes de 15 años en la educación determina lo bien que irá la economía y lo lejos que puede llegar una nación”, añadió en su apoyo a la iniciativa.

Como moderador de la sesión, el Enviado Especial de las Naciones Unidas para la Educación Mundial, Gordon Brown, hizo un llamamiento a la comunidad internacional para invertir fuertemente en educación.
Fotografía: ONUSIDA/B. Hamilton

Resaltando el papel fundamental que los docentes juegan en la educación de los niños, Irina Bokova, directora general de la UNESCO puntualizó: “Necesitamos hace un nuevo trato con los docentes. Nos faltan 1 700 millones de docentes —añadió. Debemos dar prioridad a los docentes, ellos son la columna vertebral de nuestra sociedad”, añadió la Sra. Bokova.

”Necesitamos mirar más allá de la producción e invertir en el sistema escolar para lograr mejores resultados de aprendizaje —afirmó el Dr. Jim Kim, presidente del Banco Mundial. Los países deben invertir en salud y facilitar el acceso a la escuela para que la educación funcione”.

En una carta abierta escrita en el periódico Huffington Post en apoyo a la iniciativa, el director general de ONUSIDA, Michel Sidibé, escribió: “Educación Primero es el camino hacia un futuro mejor, pero no tendrá éxito sin el firme compromiso de todos los sectores de la sociedad, incluyendo gobiernos e entidades de financiación, así como a los estudiantes y a sus familias. El éxito necesitará de recursos así como de buena voluntad. Tenemos ahora una oportunidad única para acabar con una de las mayores amenazas para la humanidad de nuestro tiempo. Acabar con el sida es posible, y la educación es clave para conseguirlo”.

Tenemos ahora una oportunidad única para acabar con una de las mayores amenazas para la humanidad de nuestro tiempo. Acabar con el sida es posible, y la educación es clave para tener éxito

Michel Sidibé, director ejecutivo de ONUSIDA

ONUSIDA ayudó en la producción del documento de estrategia de “Educación Primero”. Las ilustraciones en la estrategia fueron realizadas por Sujean Rim, la artista invitada de ONUSIDA. “La educación ha sido el mejor regalo que he podido recibir y estoy muy contenta de tener la oportunidad de apoyar esta iniciativa —afirmó la Sra. Rim. Los niños de todo el mundo necesitan la oportunidad y las habilidades para poder expresarse a sí mismos a través del arte, la ciencia y el deporte”.

Hoy por hoy, cerca de 61 millones de niños no tiene la oportunidad de acceder a la educación primaria, el 52% son niñas. Otros 71 millones de niños en edades correspondientes a la primera etapa de la educación secundaria no están recibiendo esta formación tras la primaria. Los niños de los países afectados por conflictos comprenden el 42% de los niños no escolarizados. Las barreras que nos separan de la escolarización y su finalización incluyen costes no asequibles, discriminación de género, trabajo infantil y falta de infraestructuras. La nueva estrategia también señala que los niños huérfanos a causa del sida y por otras causas necesitan una atención y protección especiales, al igual que aquellos sujetos al trabajo y la explotación infantil.