Cuando el arte y la política se cruzan

Bookmark and Share

Reportaje

Cuando el arte y la política se cruzan

22 de abril de 2013

Fotografía: ONUSIDA

Si el artista Keith Haring todavía estuviera vivo, habría participado en las manifestaciones contra la homofobia que tuvieron lugar en París durante el fin de semana de apertura de una nueva retrospectiva de su arte.

Más de 20 años después de su muerte, la nueva exhibición todavía muestra una gran lucha política. La exposición, titulada "La línea política" (The political Line), se inauguró el pasado 19 de abril de 2013 en el Museo de arte moderno de la ciudad de París y en el centro Cent Quatre.

Haring, uno de los artistas más influyentes de su tiempo, fue conocido por sus mensajes políticos. Su arte se centró en comunicar temas complicados como la justicia social y la libertad individual.

Incluso el título "La línea política" constituye un juego de palabras que honra tanto a su narrativa política como a su énfasis en los dibujos lineales. La exposición también realiza una declaración política al ser presentada en dos barrios de París muy diferentes.

El hecho de que gran parte de ese arte lo pintara y mostrara en espacios públicos hacía que la gente tuviera que interactuar con temas como la violencia, el sida y la homofobia. Hoy en día, su arte tiene tanta relevancia como cuando pintaba, y sigue influyendo a una nueva generación de activismo a través del arte

Annemarie Hou, directora de comunicaciones de ONUSIDA

"Una exposición se encuentra en el distrito 16 de París, un barrio adinerado, y la otra aquí, en el centro Cent Quatre, en el distrito 19", afirmó Bettina Bauerfeind, guía del centro situado en el corazón de un área de renovación urbana. "Se trata de una exposición excepcional porque reúne a las personas: él quería mostrar sus obras de arte a todo el público".

"El hecho de que gran parte de ese arte lo pintara y mostrara en espacios públicos hacía que la gente tuviera que interactuar con temas como la violencia, el sida y la homofobia", declaró Annemarie Hou, directora de comunicaciones de ONUSIDA. "Hoy en día, su arte tiene tanta relevancia como cuando pintaba, y sigue influyendo a una nueva generación de activismo a través del arte".

El artista, al que le diagnosticaron el VIH en 1998, creó una fundación dedicada al sida y a cuestiones que afectan a los niños. En honor al Día mundial del sida en el 2008, ONUSIDA recibió, por parte de la fundación, dos esculturas de Keith Haring en préstamo para la colección "Arte por el sida".

La retrospectiva de París respeta la cronología de los mensajes políticos de Haring, y muestra más de 250 obras de arte. La exposición estará abierta hasta el 18 de agosto de 2013.