Defensa del acceso al tratamiento para las personas que viven con el VIH en India

Bookmark and Share

Reportaje

Defensa del acceso al tratamiento para las personas que viven con el VIH en India

03 de enero de 2013

En la XIX Conferencia Internacional sobre el Sida celebrada en Washington DC en 2012, DNP+ recibió el Premio Cinta Roja en la categoría de sensibilización y derechos humanos.

La red de personas seropositivas de Delhi (Delhi Network of Positive People, DNP+) fue creada en el año 2000 por un par de amigos que trabajaban desde una habitación libre en un centro de rehabilitación de drogadictos.

Su objetivo era ofrecer apoyo y defensa para el acceso al tratamiento contra el VIH para miles de personas en India que vivían con el VIH, pero que no sabían a quién pedir ayuda.

"He visto morir a mucha gente por no recibir tratamiento", dijo Loon Gangte, presidente y uno de los miembros fundadores de DNP+.

"Yo trabajaba en un hospital para enfermos terminales en esa época y solía asistir a dos o tres funerales al mes. Intentaba enseñar a las personas que vivían con el VIH a pensar de forma positiva, pero los fármacos son caros y la gente no podía permitírselos. No había acceso al tratamiento antirretrovírico".

Desde sus humildes inicios, DNP+ ha llegado a tener 1300 miembros y un comité de siete personas. En la XIX Conferencia Internacional sobre el Sida celebrada en Washington DC en 2012, DNP+ recibió el Premio Cinta Roja en la categoría de sensibilización y derechos humanos. El premio reconoció su apoyo continuo y determinado al tratamiento antirretrovírico gratuito, su intensa lucha en temas de derechos de propiedad intelectual para garantizar un acceso constante a un tratamiento asequible y su trabajo en la mejora de las vidas de las personas que viven con el VIH.

La sensibilización no es tarea fácil. Nadie nos quiere porque desafiamos el status quo, pero no estamos aquí para gustar.

Loon Gangte, presidente y uno de los miembros fundadores de DNP+

India tiene la cantidad más grande de personas que viven con el VIH en Asia y el Pacífico. Pero su respuesta se ha visto dificultada por los altos niveles de estigma que siguen siendo un desafío constante para DNP+.

"La sensibilización no es tarea fácil", dijo el Sr. Gante, que se ha enfrentado él mismo a la discriminación relacionada con el VIH. "Nadie nos quiere porque desafiamos el status quo, pero no estamos aquí para gustar".

El Sr. Gangte dijo que además de la tan necesaria ayuda económica, el Premio Cinta Roja ha aportado el reconocimiento internacional al trabajo que DNP+ realiza y a la diferencia que sus miembros marcan en sus comunidades.

"Es un sello de aprobación de la comunidad internacional", afirmó. "(Demuestra) que aunque no tenemos mucho apoyo financiero y a pesar de que trabajamos a pequeña escala, el mundo reconoce nuestro trabajo".

"Obtener la aprobación internacional es otro paso hacia la creación de una comunidad seropositiva mayor y más dinámica", añadió.