Reportaje

La constante inversión en investigación y desarrollo, crucial para el tratamiento del VIH

06 de marzo de 2013

 

El Grupo de Acción en Tratamientos (TAG por sus siglas en inglés) y AVAC han recopilado información sobre las inversiones en investigación y desarrollo para el tratamiento del VIH en un nuevo informe financiado por ONUSIDA. El informe fue creado en un intento de analizar las tendencias de inversión y de señalar cualquier falta de datos que pudiera encontrarse.

Pese a haber encuestado a más de 170 instituciones, sólo 41 financiadores informaron de sus inversiones en este ámbito de investigación. La información sobre las inversiones procedentes del sector privado fue especialmente difícil de obtener debido al hecho de que muchas compañías privadas no pudieron proporcionar detalles de las financiaciones que realizan en este campo tan competitivo.

Sin embargo, el informe sí reveló que las instituciones que respondieron a la encuesta invirtieron más de 2.600 millones de dólares en investigación y desarrollo para el tratamiento del VIH en 2011 y que la mayoría de la financiación provenía del sector público. Financiadores de 18 países proporcionaron información, y fueron los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos los que aportaron el 62% de la cuantía notificada en 2011.

Las inversiones constantes son extremadamente importantes para motivar la innovación y desarrollar medicamentos mejores, que tengan incluso menos efectos secundarios y sean menos propensos a desarrollar resistencia, ya que podrían llevarnos a conseguir nuestro objetivo común: acabar con la epidemia

Bernhard Schwartlander, director del Departamento de evidencia, innovación y políticas de ONUSIDA

"Las inversiones para desarrollar un tratamiento antirretrovírico eficaz han revolucionado nuestra respuesta al VIH y han salvado millones de vidas", afirmó Bernhard Schwartlander, director del Departamento de evidencia, innovación y políticas de ONUSIDA. "Las inversiones constantes son extremadamente importantes para motivar la innovación y desarrollar medicamentos mejores, que tengan incluso menos efectos secundarios y sean menos propensos a desarrollar resistencia, ya que podrían llevarnos a conseguir nuestro objetivo común: acabar con la epidemia".

Las tendencias obtenidas de los datos disponibles fueron que la financiación del sector público aumentó un 6,8% del año 2009 al 2010 y posteriormente descendió un 1,2% en 2011 con respecto al año anterior debido a la crisis económica. Los datos también mostraron que el porcentaje de las contribuciones del sector público sobre el total también disminuyó: del 75% en 2010 al 69% en 2011.

El informe también ha revelado la alentadora noticia de que la mayor parte de la financiación de investigación y desarrollo para el tratamiento del VIH, un 52%, equivalente a 1.400 millones de dólares, se invirtió en el desarrollo de nuevos medicamentos. Asimismo, mostró que se están desarrollando fórmulas antirretrovíricas más simples y eficaces, y que están entrando al mercado herramientas de diagnóstico más efectivas. Sin embargo, destacó que para garantizar un amplio acceso a estas herramientas que salvan vidas, se necesita un mayor compromiso de inversión en investigación y desarrollo para el VIH.