Un acto especial en la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer busca fomentar la tolerancia cero contra la violencia de género mediante la respuesta al sida

Bookmark and Share

Reportaje

Un acto especial en la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer busca fomentar la tolerancia cero contra la violencia de género mediante la respuesta al sida

12 de marzo de 2013

Las co-presidentas Hon Thokozani Khupe, viceprimera ministra de Zimbabue (izquierda), y Hon Julia Duncan-Cassell, ministra de género y desarrollo de Liberia, en la reunión de alto nivel para fomentar la tolerancia cero contra la violencia de género a través de la respuesta al VIH. Nueva York a 9 de marzo de 2013.
Fotografía: ONUSIDA / M. Taamallah

¿Hasta qué punto ha supuesto la respuesta mundial al sida un avance a la hora de asegurar que las mujeres y las niñas vivan libres de violencia? ¿Cuáles son los siguientes pasos que debemos seguir para fortalecer la lucha contra la violencia de género y sus vínculos con el VIH? Estas importantes preguntas se impusieron en el debate de alto nivel que tuvo lugar en Nueva York el 9 de marzo, durante la 57ª sesión de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer (CSW). 

Convocado por ONUSIDA y ONU Mujeres, y copatrocinado por el Gobierno de Irlanda, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo y el Fondo de Población de las Naciones Unidas, este encuentro reunió a los principales activistas de la sociedad civil, de las organizaciones de las Naciones Unidas y a representantes gubernamentales.

Co-presidida por Hon Thokozani Khupe, viceprimera ministra de Zimbabue, y Hon Julia Duncan-Cassell, ministra de género y desarrollo de Liberia, la reunión se centró en la CSW como tema principal: la eliminación y la prevención de todas las formas de violencia contra las mujeres y las niñas como trampolín para encontrar nuevas maneras de acelerar la consecución de los Objetivos de Desarrollo del Milenio número 3 (promover la igualdad entre sexos) y número 6 (combatir el VIH). Los participantes también debatieron sobre cómo situar el VIH y la violencia de género en la agenda para el desarrollo posterior a 2015.

"Debemos considerar la agenda para el desarrollo posterior a 2015 como el recorrido del último kilómetro," declaróThokozani Khupe, Viceprimera Ministra de Zimbabue. "Debemos observar qué cosas están sin acabar y abordarlas de manera diferente," añadió.

El nacimiento de un niño suele ser el día más feliz en la vida de una mujer. Sin embargo, en ciertos países, el día en que una madre seropositiva da a luz a un niño es el día en el que ella muere o se enfrenta a la discriminación

Jennifer Gatsi, de la Coalición de Namibia por la salud de las mujeres

La violencia de género es una epidemia mundial y es la manifestación más brutal de la desigualdades de género. Según ONUSIDA, al menos una de cada tres mujeres sufre abusos físicos, sexuales o de otro tipo por parte de una pareja íntima a lo largo de su vida. En algunos países, hasta el 45% de las niñas menores de 15 años describen su primera experiencia sexual como forzada.

"La violencia no es inevitable" afirmó Charlotte Watts de la Escuela de medicina tropical e higiene de Londres. "Es cierto que las cifras son alarmantes, pero eso nos debe dar fuerzas para trabajar y combatirlas".

Abordar el problema de la violencia contra las mujeres y las niñas es clave si se quiere reducir su vulnerabilidad al VIH. Las mujeres pueden ser forzadas a tener relaciones sexuales peligrosas y sin protección, y pueden tener problemas de índole violenta si revelan que viven con el VIH.  Algunas investigaciones revelan que, en Sudáfrica, las mujeres jóvenes sometidas a la violencia por parte de su pareja íntima tienen un 12% más de posibilidades de ser infectadas con el VIH.  Las mujeres casadas de la India que sufren tanto violencia física como sexual por parte de sus parejas, tienen tres veces más posibilidades de vivir con el VIH que otras mujeres que no estén sometidas a estos abusos. En muchos países, se han documentado muchos casos generalizados de esterilizaciones y abortos forzados practicados sobre mujeres que viven con el VIH que no han dado su consentimiento informado.

Los representantes de la sociedad civil compartieron las perspectivas de la comunidad acerca de cómo el VIH y la violencia de género están íntimamente relacionadas. Jennifer Gatsi, de la Coalición de Namibia por la salud de las mujeres, remarcó las consecuencias negativas que sufren las mujeres que viven con el VIH.

Fotografía grupal de los participantes en el debate de alto nivel para fomentar la tolerancia cero contra la violencia de género a través de la respuesta al VIH. Nueva York a 9 de marzo de 2013.
Fotografía: ONUSIDA / M. Taamallah

"El nacimiento de un niño suele ser el día más feliz en la vida de una mujer", afirmó la Sta. Gatsi. "Sin embargo, en ciertos países, el día en que una madre seropositiva da a luz a un niño es el día en el que ella muere o se enfrenta a la discriminación."

En la reunión se debatió acerca del hecho de que, a pesar de lo extendida que está y las consecuencias que se derivan de la violencia de género y de su papel a la hora de potenciar la epidemia del VIH, en demasiadas ocasiones pasa desapercibida y no se castiga. Se destacó que nada, salvo trabajar por la transformación social de las relaciones entre géneros, incluyendo la capacitación legal y económica de las mujeres, puede generar los cambios que se necesitan para que éstas vivan seguras.

Según la directora de la División de Prevención, Vulnerabilidad y Derechos de ONUSIDA, Mariangela Simao, dar pasos reales contra la violencia de género es un objetivo fundamental para la eficacia de las respuestas al VIH, como se refleja en la Estrategia de ONUSIDA 2011-1015.

Lynn Collins, consejera sobre el VIH en el UNFPA, que moderó una de las mesas de debate del acto comentó: “Desde el UNFPA, hemos dado la bienvenida a esta oportunidad para reunir a un gran abanico de voces, unidas en la llamada para poner fin a la violencia en todas sus formas atroces mediante la educación y otros medios de fortalecimiento, reformas legales y de compensación, y servicios de salud reproductiva y sexual y relacionados con el VIH".

La Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer, que se reúne anualmente, es uno de los principales organismos legislativos a nivel mundial comprometido con la igualdad de géneros y el avance de las mujeres. La reunión de este año tendrá lugar entre los días 4 y 15 de marzo.