Los grandes avances en el desarrollo en el Sur mejoran las perspectivas económicas, sociales y sanitarias para millones de personas, según el Informe sobre Desarrollo Humano

Bookmark and Share

Reportaje

Los grandes avances en el desarrollo en el Sur mejoran las perspectivas económicas, sociales y sanitarias para millones de personas, según el Informe sobre Desarrollo Humano

14 de marzo de 2013

Los países del sur están cambiando el equilibrio de poderes del mundo con los grandes avances en crecimiento económico, reducción de la pobreza, educación y sanidad.

El mundo está cambiando a gran velocidad con los países en desarrollo a la cabeza en el crecimiento económico mundial, con una asombrosa reducción de la pobreza y con el surgimiento de una clase media más sana y mejor educada, según afirma el Informe sobre Desarrollo Humano 2013 del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

Según la publicación "El ascenso del Sur: Progreso humano en un mundo diverso", este ascenso "no tiene precedentes en velocidad y escala. Nunca antes en la historia, las condiciones de vida y las perspectivas de futuro de tantas personas habían cambiado tanto ni tan rápido".

Está aumentando el impulso de tales logros en la reducción de la pobreza, la educación, los ingresos y la consideración de cuestiones de salud como el VIH, lo que puede percibirse como un "reequilibrio mundial" atrasado con nuevos actores que "dan forma al paisaje del desarrollo" y que adquieren mayor influencia política y económica.

Ha habido un progreso especialmente rápido en más de 40 países del Sur, conocidos tradicionalmente como países en desarrollo, cuyo avance ha sido notablemente mejor de lo esperado, según apunta el informe. Procedentes de todos los continentes y de muy diferentes tamaños, entre ellos se encuentran:  Bangladesh, Brasil, Chile, China, Ghana, India, México, Rwanda, Uganda y Vietnam.  Uganda, por ejemplo, ha conseguido reducir a la mitad la pobreza extrema antes de 2015, la fecha límite del Objetivo de Desarrollo del Milenio, por medio de un conjunto de medidas económicas, sanitarias, educativas y sociales. Disminuyó del 56% en 1992-1993 al 25% en 2009-2010.

El ascenso del Sur no tiene precedentes en velocidad y escala. Nunca antes en la historia, las condiciones de vida y las perspectivas de futuro de tantas personas habían cambiado tanto ni tan rápido

Informe sobre Desarrollo Humano 2013

Helen Clark, Administradora del PNUD, y Enrique Peña Nieto, presidente de México, presentaron el informe el 14 de marzo en Ciudad de México.  Contiene un exhaustivo análisis de investigación original, así como un Índice de Desarrollo Humano actualizado que mide el progreso de los países en cuestiones sanitarias, educativas, y de renta. Además, la publicación contiene datos sobre un aspecto fundamental del desarrollo, la cuestión del género, en el Índice de Desigualdad de Género que muestra que, pese a la persistencia de graves desigualdades, ha habido progreso hacia la igualdad en casi todas partes.

Como sucede con el desarrollo general, el éxito de la respuesta al sida está aumentando a un ritmo sin precedentes. El informe mundial de ONUSIDA de 2012 mostró que la tasa de infección se ha reducido a la mitad en 25 países de ingresos bajos y medios.

El desarrollo acelerado del Sur es clave para el éxito de la respuesta mundial al sida, ya que son los países de ingresos bajos y medios los que tienen una carga mayor. ONUSIDA sostiene que alcanzar cero nuevas infecciones por el VIH, cero discriminación y cero muertes relacionadas con el sida requerirá no sólo progresos en el área de la salud y del VIH, sino también en la reducción de la pobreza, la educación, la igualdad de género y oportunidades de vida mejoradas.