La Primera dama de Níger se compromete a detener las nuevas infecciones por el VIH en niños

Bookmark and Share

Reportaje

La Primera dama de Níger se compromete a detener las nuevas infecciones por el VIH en niños

28 de marzo de 2013

La primera dama de Níger, Aïssata Issoufou Mahamadou (junto al director ejecutivo de ONUSIDA, Michel Sidibé) en la inauguración de su fundación para promover el desarrollo a través de la salud, la educación y la reducción de la pobreza. Niamey, Níger, 28 de marzo de 2013.
Fotografía: ONUSIDA/D.D.Abdoulaye

La primera dama de Níger, Aïssata Issoufou Mahamadou, prometió hacer uso de su influencia para ampliar en gran medida los servicios de prevención de la transmisión maternoinfantil (PTMI) en su país. Anunció este compromiso durante la inauguración oficial de su fundación Guri, for a better life, el 28 de marzo en Niamey, Níger. El director ejecutivo de ONUSIDA, Michel Sidibé, se encontraba entre los líderes y las figuras eminentes que asistieron al acto inaugural. 

Durante los últimos años, Níger ha realizado progresos en su respuesta al VIH. Entre 2001 y 2011, el número de nuevas infecciones por el VIH se ha reducido un 30%. Níger calcula que en 2011 se produjeron unas 6000 nuevas infecciones por el VIH.  Sin embargo, dicho país se esfuerza por mejorar los servicios contra el VIH. En 2011, el 40% de las personas que viven con el VIH tenían acceso a los medicamentos antirretrovíricos que necesitaban.  Asimismo, el 30% de las mujeres embarazadas que viven con el VIH tenían acceso a tratamiento para prevenir la transmisión maternoinfantil. 

En su discurso de inauguración, la Primera dama señaló que Guri, for a better life es el fruto de un gran sueño: el de ver cómo Níger se convierte en un refugio de paz y felicidad para las mujeres y los niños".

La fundación de la Primera dama se dedica a promover el desarrollo en Níger a través de la salud, la educación y la reducción de la pobreza. Este país cuenta con una de las tasas de natalidad más altas del mundo: unos 7,6 niños por mujer en 2012. La malnutrición supone la muerte de más de la mitad de los niños menores de cinco años.

Actualmente en Níger, el 99% de la financiación para los programas contra el VIH proviene de fuentes extranjeras.  El Sr. Sidibé instó al gobierno a incrementar la financiación nacional en la respuesta contra el sida y aplaudió los esfuerzos ya realizados. En 2010, el presupuesto de Níger para la programación contra el VIH fue de 14 millones de dólares, un 7,4% más en comparación con el año anterior. Los servicios de PTMI representaban solamente el 2,6% del presupuesto total del gobierno, aunque en 2011 aumentó hasta el 16,9%.

El Sr. Sidibé declaró que "Níger ha realizado un progreso increíble a la hora de frenar la epidemia de sida y al ampliar la cobertura de los servicios contra el VIH para mujeres embarazadas que viven con el virus".

El Director ejecutivo de ONUSIDA se reunió con el presidente de Níger, Mahamadou Issoufou, a quien instó a financiar la producción de antirretrovíricos en África.
Fotografía: ONUSIDA/D.D.Abdoulaye

El Director ejecutivo de ONUSIDA se reunió con el presidente de Níger, Mahamadou Issoufou, a quien instó a apoyar la producción de antirretrovíricos en África, pues al igual que en la mayoría de los países africanos, los antirretrovíricos necesarios se adquieren por importación. En la actualidad, estos países importan el 80% de los antirretrovíricos, principalmente de la India. 

El Sr. Sidibé lanzó un mensaje de apoyo: "Cuento con su liderazgo para introducir a África en el programa para el desarrollo después de 2015 con una visión estratégica y para promover la producción local de antirretrovíricos en África".

A lo que el Presidente respondió: "Al igual que usted, estoy convencido de que la producción local de medicamentos resulta esencial".

En el acto de inauguración participaron también las primeras damas de Swazilandia, Nigeria y Chad, todas ellas miembros de la Organización de primeras damas de África contra el VIH/sida (OAFLA, por sus siglas en inglés). Las primeras damas se comprometen a hacer uso de su influencia para mejorar la vida de familias vulnerables, a través del fomento de la sensibilización y otra serie de recursos de movilización.