El progreso constante de Zimbabwe hacia la meta de "Llegar a cero"

Bookmark and Share

Reportaje

El progreso constante de Zimbabwe hacia la meta de "Llegar a cero"

14 de mayo de 2013

De izquierda a derecha: Tatiana Shoumilina, coordinadora de país de ONUSIDA, Chief Chivieso, líder tradicional, La Sra. Beagle y el gobernador de la provincia, Martin Dinha, en la zona de Bindura, en Zimbabwe.
Fotografía: ONUSIDA

Zimbabwe es un ejemplo de compromiso político y progreso en la respuesta al sida. Aunque es uno de los países más afectados por la epidemia del VIH en África subsahariana, con una prevalencia del VIH en los adultos del 15%, Zimbabwe ha logrado y mantiene una cobertura universal del tratamiento. Lo hace para prevenir la transmisión maternoinfantil del VIH (93%) y el tratamiento antirretrovírico en adultos (ART), donde el 95% de los zimbabwenses aptos para el tratamiento de VIH lo están recibiendo.

Esta mejora de los servicios integrales de prevención, tratamiento, atención y apoyo relacionados con el VIH ha conducido a la disminución de la tasa de nuevas infecciones por el VIH, que han ido de un máximo de 5,21% en 1994 a un 0,86% en 2012.

El progreso de Zimbabwe en la respuesta al sida se debe principalmente a la capacidad del país para movilizar y mantener recursos nacionales para la respuesta al sida a través de su innovador impuesto sobre el sida (del 3% sobre todos ingresos individuales e institucionales). Solamente en 2012 el impuesto recaudó 32 millones de dólares. Además, bajo su nuevo modelo de financiación, Zimbabwe movilizó con éxito 311 millones de dólares del Fondo mundial de lucha contra el sida, la tuberculosis y la malaria. Otros 244 millones de dólares de la petición de calidad de Zimbabwe están a la espera de resolverse en la próxima reposición del Fondo mundial.

Las comunidades están haciendo un trabajo admirable, abordando cuestiones relacionadas con la igualdad de género y con la capacitación de las mujeres, empleando el diálogo en la comunidad y facilitando soluciones y acciones de la comunidad

Sra. Jan Beagle, directora ejecutiva adjunta de Gestión y gobernanza de ONUSIDA

A principios de mayo de 2013, la directora ejecutiva adjunta de Gestión y gobernanza de ONUSIDA, Jan Beagle, emprendió una visita a Zimbabwe para ser testigo del proceso realizado. También revisó los próximos retos para alcanzar los objetivos de la Declaración política sobre el VIH/sida de 2011 y habló sobre el papel de Zimbabwe como nuevo miembro de la Junta de Coordinación del programa de ONUSIDA este año, en la gobernanza de ONUSIDA y en la respuesta al sida. 

Durante una reunión con el vicepresidente Hon Joice Mujuru, la Sra. Beagle elogió al gobierno de Zimbabwe por su liderazgo en la respuesta al sida y animó al país a mejorar la cobertura del tratamiento pediátrico antirretrovírico, que a finales del año 2012 se mantuvo en un 42%, y a acelerar los esfuerzos para reducir la mortalidad materna.

Las comunidades lideran el camino

La Sra. Beagle viajó a Bindura, una zona rural ubicada a unos 90 km al noreste de Harare, la capital del país, y habló con representantes de la comunidad, líderes tradicionales, proveedores de servicios locales y administradores de los distritos y provincias. Con el apoyo de la organización no gubernamental PADARE, un movimiento de hombres que abogan por la justicia de género, la comunidad defiende la intervención masculina en la prevención de nuevas infecciones por el VIH en niños y el aumento de la aceptación de la prevención del VIH y de los servicios de tratamiento. También se centra en el fortalecimiento de los servicios de salud sexual y reproductiva para jóvenes, especialmente para mujeres, y aborda la violencia del género.

PADARE se centra en hombres de todos los entornos y emplea herramientas de comunicación y trabajo en red, talleres de trabajo y capacitación, promoción y fomento para lograr el cambio social y de comportamiento. La organización trabaja a través de 65 divisiones y tiene más de 3.000 miembros en las diez provincias del país.

"Las comunidades están haciendo un trabajo admirable, abordando cuestiones relacionadas con la igualdad de género y con la capacitación de las mujeres, empleando el diálogo en la comunidad y facilitando soluciones y acciones de la comunidad", afirma la Sra. Beagle. Instó a las comunidades a asegurar que las necesidades de las poblaciones en mayor riesgo de infección por el VIH —como mujeres, jóvenes, personas con discapacidad, profesionales del sexo y hombres que tienen sexo con otros hombres— se reconozcan y sean abordadas adecuadamente.

NOTA: Como parte de su programa oficial en Zimbabwe, la Sra. Beagle se reunió también con Hon Dr. H. Madzorera, ministro de salud y bienestar infantil; Hon Dr. O. Muchena, ministra de asuntos de la mujer, género y desarrollo comunitario; Hon Dr. D. Parirenyatwa, presidente del Comité de cartera parlamentaria sobre la salud; líderes del Consejo nacional sobre el sida, miembros de mecanismos de coordinación del país; miembros del comité ejecutivo de los parlamentarios contra el VIH; y con el Comité directivo de la división GlobalPOWER de Zimbabwe. También se relacionó con representantes de la sociedad civil y con jóvenes, así como con el coordinador residente de las Naciones Unidas y con el equipo de las Naciones Unidas en el país. Visitó el Hospital de enfermedades infecciosas Beatrice Road, una organización de atención y salud pública que proporciona servicios para infecciones oportunistas en adultos y niños y tratamiento antirretrovírico