El Life Ball aboga por conseguir cero nuevas infecciones por el VIH en los niños

Bookmark and Share

Reportaje

El Life Ball aboga por conseguir cero nuevas infecciones por el VIH en los niños

27 de mayo de 2013

Dr. Luiz Loures, director ejecutivo adjunto del área de Programa toma la palabra en la Gala de solidaridad por el sida, de la que ONUSIDA fue coanfitriona.

El Life Ball (Baile por la vida) de 2013, el acto benéfico sobre sida más grande de Europa, reunió el 25 de mayo en la ciudad austriaca de Viena a famosos y líderes influyentes en la respuesta al sida para celebrar la 21ª edición de uno de los eventos sobre recaudación para el sida más grandes del mundo. El Life Ball de este año lo organizó Gery Keszler en calidad de presidente de la ONG AIDS LIFE, bajo el lema "1001 noches". La recaudación del evento de este año se destinará al objetivo de poner fin a las nuevas infecciones por el VIH en los niños y mantener a sus madres con vida.

Entre los invitados famosos de esta noche estrellada se encontraban el antiguo presidente de los Estados Unidos, Bill Clinton, Aishwarya Rai Bachchan, embajadora de buena voluntad de ONUSIDA, Sir Elton John, la cantante Fergi representando a amfAR (Fundación americana para la investigación sobre el sida), la redactora jefe de la Vogue italiana, Franca Sozzani, el antiguo presidente y director ejecutivo de MTV Networks International, Bill Roedy y el diseñador de moda Roberto Cavalli, que fue el presentador del espectáculo de moda de este año.

En la cena de gala, los famosos y los líderes mundiales destacaron el papel de ONUSIDA para conseguir el éxito mundial en la respuesta al sida. "Esta noche podemos celebrar el trabajo de ONUSIDA. Muchos de los éxitos conseguidos hasta ahora se los debemos a ONUSIDA, al Fondo mundial, a la fundación de Elton John y a otros asociados", reconoció el presidente Clinton.

En la conferencia de prensa internacional previa a la gran apertura, Aishwarya Rai Bachchan, embajadora de buena voluntad de ONUSIDA, enfatizó la necesidad de aunar esfuerzos para poner fin a las nuevas infecciones por el VIH en los niños. "Toda madre desea tener un hijo sano y toda mujer tiene derecho a vivir una vida con dignidad y con acceso a servicios de salud", manifestó la Srta. Bachman. "La responsabilidad es universal. Como embajadora de buena voluntad haré todo lo que pueda, pero los medios de comunicación también desempeñan un papel muy importante y les pido ayuda para difundir el mensaje", añadió.

Esta noche podemos celebrar el trabajo de ONUSIDA. Muchos de los éxitos conseguidos hasta ahora se los debemos a ONUSIDA, al Fondo mundial, a la fundación de Elton John y a otros asociados

Antiguo presidente de los Estados Unidos, Bill Clinton

Por tercer año consecutivo ONUSIDA ha sido coanfitriona de la AIDS Solidarity Gala (Gala de solidaridad por el sida), una cena que tiene lugar antes del baile en el Palacio de Hofburg. El patrocinador de la gala fue el presidente federal austriaco, el Dr. Heinz Fischer, lo que otorgó al acto un apoyo político del más alto nivel.

"En el futuro serán los jóvenes los que lideren, formen y definan la respuesta al sida. Si no construimos nuestra respuesta al sida de manera que se incluya a los jóvenes que tienen relaciones sexuales con hombres, no conseguiremos el objetivo de poner fin a la epidemia de sida", afirmó el Dr. Luiz Loures, director ejecutivo adjunto del área de programa. "Recuerdo las palabras de Sir Elton John: si queremos poner fin al sida debemos asegurarnos de que no dejamos a nadie atrás", añadió.

El Life Ball comenzó con el espectáculo de la ceremonia de apertura. Había miles de personas reunidas en la plaza del ayuntamiento para el acto de dos horas que se desarrollaría encima de un lazo rojo gigante.

De izquierda a derecha: Dr. Luiz Loures, director ejecutivo adjunto del área de Programa, Sir Elton John y Bill Roedy, antiguo presidente y director ejecutivo de MTV Networks International.

El "Cristal de la esperanza" de este año —un premio de 100 000 € que se da a las personas que están marcando la diferencia en la respuesta al sida— lo otorgó la actriz y productora Hilary Swank a los representantes del proyecto transnacional "The Girl Effect" ("el efecto niña"), una iniciativa que apoya a las mujeres jóvenes para que luchen contra la pobreza y se mantengan a salvo del VIH. Los representantes eran: Lisa T.D. Nguyen de Camboya, Patricia Suriel de la República Dominicana, Sulaiman Turay de Camerún y Sadie St. Denis de Uganda.

Tras la ceremonia de apertura, unos 4000 invitados entraron en el ayuntamiento para asistir a un acontecimiento nocturno en el que hubo artistas internacionales.

Se espera que miles de niños y sus madres se beneficien de varios millones de dólares tras el Life Ball de 2013. Los organizadores esperan que el acto de este año no sólo contribuya a poner fin a las infecciones en los niños, sino también a fortalecer la solidaridad, la comprensión y la tolerancia hacia aquellos que viven con el VIH.