Un estudio de las Naciones Unidas en Asia y el Pacífico denuncia los altos niveles de violencia contra las mujeres y las niñas

Bookmark and Share

Reportaje

Un estudio de las Naciones Unidas en Asia y el Pacífico denuncia los altos niveles de violencia contra las mujeres y las niñas

16 de septiembre de 2013

Un nuevo estudio centrado en el uso de la violencia por parte de los hombres contra las mujeres descubrió que la mitad de los 10.000 hombres entrevistados reconocía utilizar la violencia física o sexual contra sus compañeras. Casi un cuarto de los hombres entrevistados reconoció haber perpetrado alguna violación contra una mujer o una niña.

El estudio de las Naciones Unidas, realizado en varios países y titulado ¿Por qué algunos hombres usan la violencia contra las mujeres y cómo podemos prevenirlo?, se presentó en Bangkok, Tailandia, el 10 de septiembre de 2013. 

El estudio, realizado en seis países de Asia y el Pacífico - Bangladesh, Camboya, China, Indonesia, Sri Lanka y Papúa Nueva Guinea -, explora la prevalencia del uso masculino de la violencia contra las mujeres en los lugares de la encuesta y muestra qué factores aumentan o reducen la probabilidad de que los hombres utilicen la violencia. El informe también realiza importantes recomendaciones para prevenir la violencia contra las mujeres.

"La prevención es crucial debido a la alta prevalencia del uso de la violencia por los hombres descubierta en todos los lugares de estudio", dijo James Lang, coordinador de programas de Partners for Prevention. "Esto se puede lograr además porque los datos indican que la mayoría de factores asociados con el uso masculino de la violencia pueden cambiarse", añadió. 

La prevención es crucial debido a la alta prevalencia del uso de la violencia por los hombres descubierta en todos los lugares de estudio. Esto se puede lograr además porque los datos indican que la mayoría de factores asociados con el uso masculino de la violencia pueden cambiarse

James Lang, coordinador de programas de Partners for Prevention

El informe resalta que entre los encuestados que admitieron usar la violencia contra las mujeres, muchos empezaron a ejercer dicha violencia a edades tempranas. "Debemos empezar a trabajar con chicos y chicas más jóvenes que en el pasado", dijo Emma Fulu, especialista en investigación para Partners for Prevention. "También necesitamos leyes y políticas que expresen claramente que la violencia contra las mujeres nunca es aceptable", añadió la Sra. Fulu.

Los datos del estudio proporcionan una información y orientación importantes para los esfuerzos por eliminar las desigualdades de género y la violencia basada en el género y para aumentar la capacidad de mujeres y niñas de protegerse frente al VIH.

La Organización Mundial de la Salud informa de que las relaciones sexuales forzadas, la violencia o el miedo a la violencia pueden limitar la posibilidad de las mujeres de negociar un sexo seguro y protegerse de la transmisión del VIH. Las investigaciones sobre la región de Asia y el Pacífico sugieren que la violencia es un factor de riesgo para el VIH donde las mujeres que viven con el VIH tienen mayor probabilidad de informar de antecedentes de violencia de su pareja que las mujeres que no viven con él.

"Estos datos proporcionan unos conocimientos significativos para adaptar mejor los programas y las iniciativas a Asia y el Pacífico a fin de reducir la violencia basada en el género y contribuir a aumentar la protección de las mujeres y las niñas frente a la infección por el VIH", dijo Steven Kraus, director del equipo de apoyo regional de ONUSIDA para Asia y el Pacífico.

El estudio fue realizado por Partners for Prevention, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), ONU Mujeres y el Programa regional conjunto de voluntarios. El estudio preguntaba a los hombres su uso y experiencias en relación con la violencia, actitudes y prácticas, infancia, sexualidad, vida familiar y salud.