Reportaje

Guinea: la ayuda nutricional del PMA ayuda a una madre a afrontar el reto de vivir con el VIH

31 de enero de 2014

Una versión de esta historia apareció primero en www.wfp.org

Djamilatou vive en los suburbios de Conakry, la capital de Guinea. Cada semana, esta madre de 34 años acude al Dream Centre, una clínica ambulatoria que ayuda a las personas que viven con el VIH, ofreciéndoles tratamiento contra el VIH, asesoramiento y, gracias al Programa Mundial de Alimentos, una alimentación nutritiva.

Durante su primer embarazo descubrió que era seropositiva. "Fui al hospital, porque siempre me sentía enferma", dijo. Tras algunas pruebas, el médico le dio la noticia. "Al principio no podía creérmelo. Fue un gran golpe. Nunca me había planteado que el VIH podría afectarme".

Una amiga aconsejó a Djamilatou que fuera al Dream Centre y ella dice que este consejo le cambió la vida. "Antes de venir aquí, había perdido mucho peso y fuerza. Nunca habría tenido dinero para comprar todos los medicamentos del tratamiento".

Pero lo más importante para ella fue el apoyo y los consejos que recibió para ayudarla durante un embarazo complicado y el nacimiento de su hijo mediante cesárea. "Estoy muy agradecida de que mis dos hijos estén sanos. Mi hijo Alpha tiene 3 años y mi hija pequeña, Mariama, acaba de cumplir 5 meses. En el centro también recibí educación nutricional para asegurarme de que crezca sana y fuerte”.

Ahora el estado nutricional de Djamilatou es estable, al igual que su salud, y espera volver a empezar a trabajar pronto. Para ella el centro no es sólo un lugar donde recibe tratamiento y nutrición, es un lugar que le da esperanzas.

Como coordinadora clínica, Fatoumata Sylla sostiene: "La vertiente social de las raciones de comida semanales es muy importante: para algunos pacientes son una de las principales razones para acudir regularmente... Esto nos da la posibilidad de crear una relación estable con nuestros pacientes". Además, el apoyo nutricional ofrecido por el PMA tiene una repercusión especial en el avance del tratamiento.

"Las necesidades nutricionales de las personas que viven con el VIH son mayores debido a la debilidad de su sistema inmunitario", explica la Sra. Sylla. "Podemos mejorar la eficacia de nuestro tratamiento si suministramos a los pacientes no solo medicación, sino también una alimentación nutritiva".

Como Djamilatou, más de 650 personas que viven con el VIH reciben tratamiento en el Dream Centre cada mes. El PMA también ofrece supercereal + azúcar (CSB+), una combinación especializada de micronutrientes, como vitaminas y minerales, que ayuda a mejorar rápidamente el estado nutricional de las personas que viven con el VIH. La cantidad de ración de CSB+ depende del índice de masa corporal (IMC) de cada paciente. Además, el Programa Mundial de Alimentos también ayuda a los familiares de las personas que viven con el VIH con raciones de arroz y aceite fortificadas con vitaminas A y D.