El Consejo de ministros árabes de Sanidad adopta una estrategia para detener la epidemia del VIH en los países árabes

Bookmark and Share

Reportaje

El Consejo de ministros árabes de Sanidad adopta una estrategia para detener la epidemia del VIH en los países árabes

17 de marzo de 2014

El Consejo de ministros árabes de Sanidad adoptó el 13 de marzo la Estrategia árabe contra el sida (2014-2020) durante su 41ª sesión ordinaria celebrada en la Liga de Estados Árabes. La nueva estrategia está diseñada para orientar el desarrollo de una respuesta regional al VIH coordinada y basada en el consenso.

En su alocución de apertura, Nabil El Araby, secretario general de la Liga de Estados Árabes, indicó la importancia de este histórico logro. “Estoy orgulloso de los esfuerzos realizados para completar la estrategia árabe contra el sida, que empezó con una iniciativa saudí y que concluyó con la ayuda de ONUSIDA, organizaciones internacionales y organizaciones de la sociedad civil implicadas,” afirmó.

La nueva estrategia comprende 10 objetivos alineados con las metas fijadas en la Declaración Política sobre VIH y Sida de la Asamblea General de las Naciones Unidas de 2011 al tiempo que mantiene una visión más amplia para una generación sin sida más allá de 2015. Los diez objetivos de la estrategia incluyen: Reducir la incidencia del VIH entre las poblaciones clave con un mayor riesgo de infección en más del 50%, eliminar las nuevas infecciones por el VIH entre los niños, aumentar la cobertura del tratamiento del VIH al 80%, corregir el estigma y la discriminación, mejorar la financiación contra el sida, abordar la especial vulnerabilidad de mujeres y niñas y revisar las políticas acerca de las restricciones para viajar.

En su resolución de adhesión, los ministros de Sanidad solicitaron que la Liga de Estados Árabes y ONUSIDA trabajaran juntos a fin de apoyar y vigilar la aplicación práctica de la estrategia en los países. La Liga proporcionará financiación inicial para comenzar la puesta en marcha de la estrategia mediante la organización de tres foros de alto nivel para debatir asuntos relacionados con el liderazgo de las mujeres, los medios de comunicación y las líderes religiosas.

“La salud es uno de los derechos básicos y fundamentales de cada persona, sin discriminación por motivos de raza, religión, política, economía o afiliación social", dijo Adel Adawy, ministro egipcio de Sanidad y Población. "Elevar el nivel de salud pública para toda la sociedad es fundamental para lograr la paz y la seguridad".

ONUSIDA trabajó estrechamente con la Liga de Estados Árabes, el Reino de Arabia Saudí y otros estados para proporcionar apoyo político y técnico con el fin de desarrollar la estrategia. Se organizó una serie de consultas, seminarios y reuniones de validación técnicas, así como una campaña de defensa a un alto nivel celebrada a escala regional y mundial para la aprobación de la estrategia por parte del Consejo árabe de ministros de Sanidad.

"La adhesión a la estrategia árabe contra el sida demuestra un largo compromiso y liderazgo con la respuesta al sida en los países árabes", dijo Yamina Chakkar, directora regional de ONUSIDA para Oriente Medio y Norte de África, en nombre del director ejecutivo de ONUSIDA, Michel Sidibé. "Agradecemos al Consejo que haga posible la estrategia árabe contra el sida y sea un importante aliado para conformar el modo en que trabajamos por acabar con la epidemia de sida en la era posterior a 2015", añadió.

El aumento de las nuevas infecciones por el VIH hace que los países árabes sea una de las zonas donde más rápidamente crece la epidemia del VIH en el mundo. Entre 2001 y 2012, se estima que el número de personas que viven con el VIH en los países miembros de la Liga Árabe ha aumentado de 140 000 a 210 000. Desde 2001, el número de personas con infección reciente por el VIH en los países árabes ha aumentado en más de un 44%, de 18 000 a 26 000, y entre 2001 y 2012 se produjo un aumento del 69% de las muertes relacionadas con el sida en esta región.