Reportaje

Un centro de salud de Seychelles pretende devolver la dignidad a las personas

09 de mayo de 2014

El centro de salud Les Cannelles, situado en Seychelles, se abrió en el año 2013 con el objetivo de ayudar a sus pacientes a reducir o a acabar con el uso de drogas mediante la terapia de sustitución de opiáceos. De este modo, pretende atenuar los daños ocasionados por el uso de drogas a largo plazo, así como reintegrar a dichas personas en sus comunidades de forma que puedan llevan vidas sanas y productivas.

Durante la visita que realizó al centro de salud el pasado 22 de abril, el director ejecutivo de ONUSIDA, Michel Sidibé, hizo hincapié en la importancia de poner en marcha un programa exhaustivo de sustitución de opiáceos para tratar los efectos psicológicos, físicos y sociológicos derivados del uso de drogas. "Este es uno de los mejores centros de rehabilitación que he visitado. No solo trata a personas con problemas de adicción al uso de droga y les salva la vida, sino que además logra devolver la dignidad a aquellas personas que se habían quedado atrás", declaró el Sr. Sidibé.

Desde que fue inaugurado por el presidente de Seychelles, James Michel, en enero de 2013, el centro ha atendido a cientos de pacientes, tanto hospitalarios como ambulatorios. "Estoy saliendo de la adicción y empezando a darme cuenta de lo que es la vida después de seis años consumiendo heroína. Cuando tomas heroína sientes que estás bien, pero en realidad no lo estás", declaró un paciente. "Mi vida ha vuelto a empezar gracias al gran apoyo del personal del centro de salud. Espero que este centro siga funcionando siempre".