Reportaje

Ampliación del acceso a las pruebas del VIH mediante las nuevas tecnologías

27 de mayo de 2014

¿Qué es el autodiagnóstico del VIH y qué puede conseguir? Esta es la primera pregunta que aborda una nueva actualización técnica de ONUSIDA y la OMS sobre el autodiagnóstico del VIH. La actualización pretende sintetizar experiencias, investigaciones y políticas sobre la prueba del VIH a fin de informar a las partes interesadas que están considerando o que ya están implantando tal enfoque.

El estigma, la discriminación, la falta de intimidad y las largas horas de espera y las distancias de desplazamiento están entre las trabas más comunes para realizarse las pruebas del VIH.  Las nuevas herramientas de detección, como el autodiagnóstico del VIH, superan esas barreras, haciendo que las pruebas del VIH resulten más sencillas y cómodas.

Los países están en diferentes grados de preparación con relación al autodiagnóstico. Kenya, por ejemplo, ha incluido el autodiagnóstico en las políticas y directrices nacionales. Malawi, Sudáfrica y Zimbabwe están estudiando su introducción. La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos aprobó en 2012 la venta sin receta de las primeras pruebas de autodiagnóstico del VIH por vía oral. El Reino Unido de Gran Bretaña y Norte de Irlanda legalizó la venta de equipos de autodiagnóstico el 1 de abril de 2014 y Francia ha anunciado planes para aprobar la venta sin receta de los equipos de autodiagnóstico del VIH en 2014. En otros países, el autodiagnóstico del VIH sigue siendo explícitamente ilegal o no existen reglamentos ni políticas formales.

La actualización técnica proporciona un análisis de los posibles beneficios y riesgos del autodiagnóstico del VIH, así como enfoques programáticos, políticas y consideraciones reglamentarias. También enfatiza que ONUSIDA y la OMS se oponen firmemente a cualquier caso de análisis forzoso u obligatorio de las personas.

El autodiagnóstico del VIH debe verse como un enfoque inicial de autodiagnóstico controlado por el usuario al que debe seguir la adecuada derivación del paciente y pruebas de confirmación. El autodiagnóstico del VIH es un enfoque en evolución que tiene el potencial de aumentar el acceso a las pruebas de detección y satisfacer las necesidades de las poblaciones clave, que siguen desatendidas con las modalidades de pruebas del VIH existentes.