Declaración de prensa

ONUSIDA aplaude la decisión histórica del Tribunal Superior de Delhi de anular la ley que penaliza las relaciones homosexuales entre adultos

Nueva Delhi, 2 de julio de 2009 — El Tribunal Superior de Delhi ha derogado hoy una ley de 150 años de antigüedad que penaliza “las relaciones carnales que van contra el orden natural”, popularmente conocida como Sección 377 del Código Penal indio. El Tribunal ha declarado que la Sección 377 del Código Penal indio viola los artículos 14, 15, 19 y 21 de la Constitución india, y que los actos sexuales realizados en privado y consensuados entre adultos no deberían penalizarse. El representante del presidente del Tribunal A.P. Shah y juez S. Murlidhar ha manifestado que “el carácter inclusivo que tradicionalmente ha mostrado la sociedad india, literalmente en todos los aspectos de la vida, queda patente en el reconocimiento de un papel para cada persona en la sociedad”.
   
“El Tribunal Superior de Delhi ha restablecido la dignidad y los derechos humanos de millones de hombres que tienen relaciones sexuales con hombres y transexuales en la India,” ha señalado Michel Sidibé, Director Ejecutivo de ONUSIDA. “Las leyes opresivas como la Sección 377 llevan a las personas a esconderse, por lo que se hace mucho más difícil llegar a ellas con los servicios de prevención, tratamiento y atención del VIH”.
El ONUSIDA insta a todos los gobiernos a velar por el pleno respeto de los derechos humanos de los hombres que tienen relaciones sexuales con hombres, las lesbianas y los transexuales, anulando las leyes que prohíben los actos sexuales entre adultos con consentimiento mutuo en privado; haciendo cumplir leyes que protejan a estos colectivos contra la discriminación y la violencia; impulsando campañas destinadas a abordar la homofobia y la transfobia, y asegurando que se cumplan los servicios de salud esenciales.  

“ONUSIDA acoge con mucha satisfacción la decisión de derogar la ley y espera con ilusión poder trabajar con el Gobierno de la India para llevar la respuesta al sida a los grupos de hombres que tienen relaciones sexuales con hombres y los transexuales,” ha  apuntado el Sr. Sidibé. “Esto es un mensaje positivo para los países en los que subsiste este tipo de leyes”.

La penalización del comportamiento sexual adulto está obstaculizando las respuestas al VIH en todo el mundo. Estas medidas tienen un efecto negativo sobre el desempeño de los programas de prevención del VIH y el acceso al tratamiento por las personas que viven con el VIH. No solamente violan los derechos humanos de las personas, sino que además estigmatizan a esas poblaciones. Actualmente, más de 80 países en el mundo tienen una legislación que prohíbe las relaciones sexuales entre individuos del mismo sexo.
 
En la Declaración Política de las Naciones Unidas sobre el VIH/sida de 2006, los gobiernos se comprometieron a eliminar los obstáculos jurídicos y promulgar leyes para proteger a las poblaciones vulnerables. Los países que tienen leyes contra la discriminación de los hombres que tienen relaciones sexuales con hombres, los usuarios de drogas inyectables y los profesionales del sexo proporcionan mejor acceso a los servicios de prevención, tratamiento, atención y apoyo relacionados con el VIH.

Centro de prensa

Descargar la versión imprimible (PDF)


Región/país