Comunicado de prensa

El ONUSIDA insta a los futuros líderes a mantener centrada la atención en el sida

La Junta Coordinadora del ONUSIDA aprueba el presupuesto y plan de trabajo para 2010-2011, y destaca como áreas prioritarias la prevención entre los usuarios de drogas inyectables y las cuestiones de género 

GINEBRA – 24 de junio de 2009 – El órgano rector del Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/Sida (ONUSIDA) se reunió en Ginebra los días 22 a 24 de junio con motivo de la vigésimo cuarta reunión de la Junta Coordinadora del Programa (JCP).
Durante la reunión, el Director Ejecutivo del ONUSIDA, Michel Sidibé, presentó sus planes para la orientación futura del ONUSIDA, destacando la importancia de una respuesta coordinada a la epidemia entre todas las partes interesadas y en particular dentro del sistema de las Naciones Unidas.
 
“Debemos asegurar que nuestros futuros líderes mantengan centrada la atención en el sida, que no se sientan fatigados por él”, declaró Michel Sidibé. “Debemos reposicionar el ONUSIDA en un panorama de la salud mundial repleto de problemas. El objetivo fundamental del Programa será romper la trayectoria de la epidemia de sida volviendo a centrar la atención en la prevención del VIH.”

La JCP aprobó el presupuesto del ONUSIDA para 2010 y 2011, que asciende a US$ 484,8 millones, y apoyó su plan de acción y sus áreas prioritarias. Habida cuenta de la crisis financiera actual, el ONUSIDA no pidió un aumento de su financiación respecto de los anteriores niveles. El Director Ejecutivo del ONUSIDA expuso el compromiso del ONUSIDA de actuar en los tres siguientes frentes: mejorar los resultados y su efecto, ampliar las asociaciones, y transformar el Programa en una organización más eficiente y eficaz. “Podemos hacer más con menos,” apuntó el Sr. Sidibé.

El Director Ejecutivo también anunció que el ONUSIDA reunirá el movimiento mundial por la salud, los derechos humanos, las mujeres y el desarrollo. “Si mantenemos aislado el sida, no podremos tender puentes entre el VIH y los planes internacionales de salud y desarrollo de mayor amplitud, como los representados por los Objetivos de Desarrollo del Milenio,” manifestó. “Promover un enfoque integral de estas características y multiplicar estas asociaciones será fundamental para sostener y acelerar los progresos en la próxima fase de la respuesta mundial al sida. Esto es lo que yo denomino el movimiento del sida+ODM.”

Entre los temas abordados en la reunión figuró de forma destacada el de la “población en movimiento”, y se subrayó la urgente necesidad de proporcionar acceso universal a los servicios de prevención, tratamiento, atención y apoyo relacionados con el VIH para las poblaciones migrantes y las personas desplazadas. La JCP solicitó al ONUSIDA que facilitara la inclusión de tales programas para la población en movimiento, incluidos los migrantes y las personas desplazadas por la fuerza, en las estrategias nacionales del sida.  

En la reunión se aprobó una serie de recomendaciones de amplias miras para aumentar la cobertura de medidas fundamentales y eficaces destinadas a reducir significativamente el VIH entre los usuarios de drogas inyectables. Estas importantes medidas de reducción del daño incluían los programas de agujas y jeringas, la terapia de sustitución de opiáceos, el acceso a la terapia antirretrovírica y la prevención de la transmisión sexual entre consumidores de drogas.

La JCP también urgió a los gobiernos, donantes y el ONUSIDA a que ampliaran de forma significativa los esfuerzos para abordar los desequilibrios y las desigualdades entre los varones y las mujeres, la violencia de género –incluido el abuso físico y sexual-, y las prácticas y normas perjudiciales basadas las diferencias entre los sexos, que actúan como impulsores principales de la epidemia.

Tras celebrar la iniciativa piloto para fortalecer la capacidad  de los Estados africanos en los órganos de decisión del ONUSIDA y el Fondo Mundial para la Lucha contra el Sida, la Tuberculosis y la Malaria, la JCP pidió que se desarrollaran indicadores para medir el resultado de la iniciativa.

Se instó a los jefes de las organizaciones copatrocinadoras del ONUSIDA a que reafirmaran su compromiso con la reforma de las Naciones Unidas y fomentaran el concepto de “unidos en la acción” en el ámbito nacional con un enfoque estratégico más firme en el ONUSIDA. La JCP también examinó una actualización de los resultados preliminares de la evaluación independiente del ONUSIDA que había encargado en 2007. El informe final se presentará en la reunión de la JCP de diciembre de 2009. 

En la reunión de este año, que estuvo presidida por Etiopía y contó con los Países Bajos en la vicepresidencia y con Guatemala como relator especial, asistieron más de 300 participantes y observadores de Estados Miembros, organizaciones internacionales, la sociedad civil y organizaciones no gubernamentales. La próxima reunión de la JCP tendrá lugar en diciembre de 2009. Puede consultarse un archivo completo con las decisiones, recomendaciones y conclusiones de la reunión en http://data.unaids.org/pub/BaseDocument/2009/20090624_pcb_24_decisions_final_en.pdf

Centro de prensa

Descargar la versión imprimible (PDF)


Región/país