Comunicado de prensa

Las respuestas al sida no llegan a los colectivos de hombres que tienen relaciones sexuales con hombres ni a los transexuales

El ONUSIDA y el PNUD impulsan un plan para aumentar el acceso a la información y los servicios relacionados con el VIH

GINEBRA, 15 de mayo de 2009 – Con motivo del Día Internacional contra la Homofobia, que se celebrará el próximo 17 de mayo, el Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/Sida (ONUSIDA) y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) darán a conocer un plan para fomentar nuevos y mejores enfoques del VIH, particularmente orientados a los colectivos de hombres que tienen relaciones sexuales con hombres y de transexuales.  

En muchas partes del mundo, la prevalencia del VIH entre los hombres que tienen relaciones sexuales con hombres es más de 20 veces mayor que en la población general. Los estudios disponibles ponen de manifiesto que los servicios de prevención del VIH sólo llegan a entre una décima parte y un tercio de los hombres que tienen relaciones homosexuales. Además, cada vez más datos muestran que la mayoría de las nuevas infecciones por el VIH que se producen en muchas zonas urbanas afectan a este colectivo.
No obstante, esos colectivos tienen acceso limitado a la información y los servicios relacionados con el VIH debido a la discriminación, violencia, marginación y otras violaciones de los derechos humanos. En muchos países, siguen siendo objeto de sanciones penales y carecen de acceso a la justicia.
 
“Los países deben vigilar rigurosamente la evolución de sus epidemias y revisar su programación del VIH para responder a las necesidades de los que están más expuestos al riesgo de infección. En muchas partes, estas personas son los colectivos de hombres que tienen relaciones sexuales con hombres,” ha declarado Paul De Lay, Director Ejecutivo Adjunto provisional del Programa. “Para ser eficaces, las respuestas deben basarse en la realidad social y epidemiológica local,” ha añadido.

Esta situación está lejos de lo que se necesita para alcanzar el acceso universal a la prevención, tratamiento, atención y apoyo relacionados con el VIH, un compromiso adoptado por los Estados Miembros de las Naciones Unidas en 2006.

“El problema es claro y urgente,” ha manifestado Jeffery O’Malley, Director de la división sobre el VIH del PNUD. “Si pretendemos hacer plenamente realidad el acceso universal para las minorías sexuales, debemos empezar poniendo fin a la homofobia y la transfobia. Debemos abordar los obstáculos jurídicos y de política,” ha agregado.

El marco de acción del ONUSIDA responde a la falta de compromiso y de recursos asignados a la programación sobre el VIH para estas poblaciones, y pone de relieve diversos factores que entorpecen el acceso a los servicios relacionados con el VIH: la falta de voluntad de los gobiernos y los donantes para invertir en la salud sexual de las minorías sexuales; la influencia de la marginación social sobre la intención de acceder a los servicios de salud; el miedo a la violencia y la exposición pública, y el miedo a sufrir repercusiones criminales y a la falta de suministro de información y servicios.

El marco de acción esboza cómo trabajará el ONUSIDA para alcanzar el acceso universal a través de tres objetivos principales: el mejoramiento de los derechos humanos; el fortalecimiento de la base de conocimientos por medio de la obtención de mejores datos, y el reforzamiento de la capacidad y el impulso de asociaciones para asegurar unas respuestas más amplias y mejores. Dentro de la asociación del ONUSIDA, el PNUD centra sus esfuerzos en la salvaguarda de los derechos de las poblaciones vulnerables, como los hombres que tienen relaciones sexuales con hombres y las personas transexuales.

Marco de acción del ONUSIDA: acceso universal para los hombres que tienen relaciones sexuales con hombres y las personas transexuales

Centro de prensa

Descargar la versión imprimible (PDF)


Región/país