Comunicado de prensa

Nuevos informes sobre la ayuda filantrópica de los Estados Unidos y Europa para el VIH y el sida en 2008

Philanthropy_260.jpgLa financiación filantrópica para el VIH y el sida de la mayoría de los donantes de los Estados Unidos y Europa ha disminuido desde 2006.

Nueva York y Bruselas, 17 de noviembre de 2009 – La organización Funders Concerned About AIDS (FCAA) y el European HIV/AIDS Funders Group (EFG) han hecho públicos en el día de hoy nuevos informes que reflejan que la ayuda filantrópica destinada al VIH y al sida en 2008 fue de $618 millones en Estados Unidos y de €91 millones ($134 millones) en Europa.

Si bien la ayuda filantrópica de los donantes estadounidenses aumentó en 2008 comparada con 2007 en unos $63 millones (11%), esto solo se debe al crecimiento de las donaciones de la mayor fundación privada mundial implicada en la respuesta al sida, la Fundación Bill y Melinda Gates. Sin contar los fondos dicha fundación, el total de donaciones los Estados Unidos se mantuvo al mismo nivel de 2006 a 2007, y disminuyó ligeramente (aproximadamente un 3%) de 2007 a 2008. Los informes reflejan que en el caso de Europa, la ayuda filantrópica fue menor en 2008 que en 2007 (aproximadamente €1,7 millones, o un 1%) y que el total de donaciones ha disminuido unos €5 millones (7%) desde 2006.

“Las donaciones filantrópicas privadas contribuyen significativamente a la respuesta al sida, especialmente a la hora de respaldar investigaciones esenciales y programas de prevención y tratamiento del VIH para los grupos de población clave y las personas más expuestas al riesgo de infección”, afirmó Paul De Lay, director ejecutivo adjunto del Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/Sida (ONUSIDA). “Sin embargo, todavía nos enfrentamos a retos enormes, por lo que el compromiso y el apoyo continuos de los donantes filantrópicos son esenciales para responder de manera efectiva a la epidemia”.

Los informes se publican en un momento en el que la atención recae en la vulnerabilidad actual de la respuesta económica mundial a la epidemia del sida. FCAA y el EFG, junto con el ONUSIDA, elogian la labor esencial que los donantes han realizado en 2008 en la respuesta al VIH y al sida, pero expresan al mismo tiempo su preocupación por el descenso de los fondos facilitados por los donantes europeos y estadounidenses, a excepción de la Fundación Gates, desde 2006.

Las realidades económicas y epidémicas actuales exigen un aumento de los recursos para el VIH y el sida, no una estabilización, así como un uso más efectivo de los recursos disponibles. “Los donantes deben ser creativos y comprometerse en sus esfuerzos de aumentar los fondos para el sida, así como concentrar la atención y el impacto de sus programas ya existentes con el fin de mantener los logros conseguidos y garantizar que las personas que viven con el VIH o que se ven afectadas por el virus reciban la ayuda que necesitan, incluso en periodos de dificultades económicas”, declaró Astrid Bonfield, presidenta del EFG.”

Aunque la crisis económica mundial actual haya significado que para algunos donantes resultara difícil aumentar o incluso mantener los niveles de financiación para el VIH durante 2008, las necesidades de las personas y las comunidades afectadas por el virus no son las mismas desde 2006, sino que siguen creciendo. La crisis económica ha empeorado aún más la situación al repercutir de manera desproporcionada en los países más pobres, donde viven la mayoría de las decenas de millones de personas afectadas por el VIH y el sida.

“Los donantes filantrópicos privados tienen la oportunidad única de ofrecer fondos para las poblaciones y los problemas que gobiernos y otros donantes no desean priorizar porque son demasiado específicos o polémicos”, afirmó John Barnes, recientemente nombrado director ejecutivo de la FCAA. “Estos son los programas más vulnerables a los recortes presupuestarios públicos ya que cuentan con menos apoyo político”.

Otras conclusiones clave:

  1. Tanto en los Estados Unidos como en Europa, la ayuda filantrópica para el VIH y el sida siguió concentrándose en un número relativamente pequeño de donantes en 2008. En el caso de los Estados Unidos, los 10 donantes principales (ordenados por gastos totales) ofrecieron el 82% de los fondos para el VIH y el sida, y en Europa, el 84%.
  2. La mayoría de los fondos filantrópicos tanto de los Estados Unidos como de Europa se destinaron a hacer frente a la epidemia fuera de estas regiones (el 84% de los fondos estadounidenses y el 63% de los europeos).
  3. Las previsiones sobre los donantes estadounidenses para 2009 sugieren que los fondos destinados al sida disminuirán: se prevé que el 42% de los donantes reducirá su ayuda filantrópica para 2009, mientras que solo un 15% la aumentará. En Europa, las previsiones sugieren que puede que la ayuda filantrópica aumente, ya que se anticipa que el 60% de los donantes mejorarán su nivel de ayuda para 2009.

El ONUSIDA, la FCAA y el EFG señalan que la filantropía desempeña un papel esencial en la respuesta al sida por su flexibilidad, su capacidad de innovar y de asumir riesgos y su independencia política.

Los informes anuales de seguimiento de recursos de la FCAA y el EFG pretenden informar a las partes interesadas sobre la distribución y las tendencias generales de los fondos filantrópicos de los Estados Unidos y Europa con el fin de facilitar una mejor coordinación y transparencia entre los donantes y promover el aumento de la ayuda filantrópica para el VIH.

Acerca de FCAA

Funders Concerned About AIDS (FCAA) fue fundada en 1987 con el objetivo de movilizar el liderazgo, las ideas y los recursos filantrópicos, tanto en el plano nacional como internacional, para hacer frente a la pandemia del VIH y el sida y a sus consecuencias sociales y económicas. La FCAA es la única organización estadounidense conformada por y para las instituciones filantrópicas privadas implicadas en la respuesta al VIH y al sida.

Acerca del EFG

The European HIV/AIDS Funders Group (EFG) es una red de conocimiento dedicada a fortalecer la filantropía europea en el campo del VIH y el sida. El grupo pretende movilizar el liderazgo y los recursos filantrópicos para hacer frente a la pandemia mundial del VIH y el sida, así como a sus consecuencias sociales y económicas, y promover un entorno habilitante para las donaciones estratégicas, creativas e independientes en este campo.

Acerca del ONUSIDA

El Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre VIH/Sida (ONUSIDA) es una iniciativa conjunta innovadora de las Naciones Unidas que reúne los esfuerzos y recursos de la Secretaría del ONUSIDA y diez organizaciones del sistema de las Naciones Unidas en la respuesta al sida. La sede de la Secretaría está situada en Ginebra (Suiza), y tiene personal sobre el terreno en más de 80 países. Los copatrocinadores del ONUSIDA son los siguientes: ACNUR, UNICEF, PMA, PNUD, UNFPA, ONUDD, OIT, UNESCO, OMS y el Banco Mundial. Contribuir al cumplimiento de los compromisos mundiales de alcanzar el acceso universal a intervenciones integrales para la prevención, el tratamiento, la atención y el apoyo relacionados con el VIH es la máxima prioridad para el ONUSIDA. Visite el sitio web del ONUSIDA en www.unaids.org  

Centro de prensa

Descargar la versión imprimible (PDF)


Región/país