Declaración de prensa

ONUSIDA hace un llamamiento para que haya Cero Discriminaciones en el Día de los Derechos Humanos

GINEBRA, 10 de diciembre de 2010 - Aun cuando la epidemia de sida está llegando a su cuarta década de vida, el estigma en función del estado serológico de las personas sigue siendo extremadamente elevado en todo el mundo, lo cual constituye un hecho inaceptable en nuestros días. La discriminación, la desigualdad y la exclusión social basadas en el estado de salud, el género, la orientación sexual, la drogodependencia, las discapacidades y la condición de migrante y refugiado, impiden que las personas tengan acceso a servicios de prevención, tratamiento, atención y apoyo relacionados con el VIH que podrían salvar sus vidas.

Esta semana, ONUSIDA aprobó una nueva estrategia de cinco años, en la que “avanzar en materia de derechos humanos e igualdad de género” fue catalogado como uno de los tres pilares necesarios para frenar y revertir la propagación del VIH, junto con la prevención y el tratamiento del virus. Ello contribuirá a avanzar hacia la consecución de la visión de ONUSIDA: Cero nuevos casos de infección. Cero discriminaciones. Cero muertes relacionadas con el sida.

En la estrategia, se establece que ONUSIDA trabajará de forma más activa a nivel nacional, a fin de conseguir reducir a la mitad el número de países que contemplan leyes punitivas para 2015; eliminar las restricciones para viajar relacionadas con el VIH en la mitad de los países en las que siguen estando vigentes; abordar las necesidades específicas de las mujeres y las niñas en al menos la mitad de todas las respuestas nacionales al VIH; y adoptar una tolerancia cero con respecto a la violencia de género.

"Conseguir cero discriminaciones es un requisito para prevenir la aparición de nuevos casos de infección por el VIH, así como para garantizar que las personas infectadas tienen acceso a los servicios de tratamiento y apoyo", declaró Michel Sidibé, director ejecutivo de ONUSIDA. "Esta estrategia contribuirá a asegurar que la respuesta al VIH no solo es eficaz a la hora de proteger la salud de las personas, sino también en lo que se refiere a la protección de la dignidad y la seguridad de aquellas afectadas por el virus".

ONUSIDA sigue albergando una gran preocupación por los 49 países, territorios y áreas del mundo que siguen aplicando algún tipo de restricción a las personas que viven con el VIH y que tratan de entrar, permanecer o trabajar en el país. Dichas restricciones representan un claro indicador de la todavía existente discriminación en función del estado serológico. Además, no hay pruebas relevantes que confirmen que ese tipo de restricciones ayudan a prevenir la transmisión del VIH o a proteger la salud pública.

Gracias a que el reconocimiento de estos hechos va cada vez más en aumento, a lo largo de 2010, tres países (China, Namibia y los EE.UU.) abolieron las restricciones para viajar basadas en el estado serológico de las personas. La India y Ecuador también publicaron una serie de documentos aclaratorios para poner públicamente de manifiesto que dicho tipo de restricciones ya no están vigentes en el país.

En este Día de los Derechos Humanos de 2010, ONUSIDA insta a los 49 países restantes a eliminar sus restricciones para viajar relacionadas con el VIH, así como a garantizar la protección de las personas contra cualquier tipo de discriminación relacionada con el virus. 

Centro de prensa

Descargar la versión imprimible (PDF)


Región/país