Comunicado de prensa

ONUSIDA celebra el liderazgo nacional para acabar con las restricciones de entrada, estancia o residencia relacionadas con el VIH

Llamamiento a los 51 países en los que todavía se aplican dichas “restricciones para viajar” para que tomen medidas encaminadas a eliminarlas

VIENA, 20 de julio de 2010 – El director ejecutivo de ONUSIDA, Michel Sidibé, celebra el liderazgo que han mostrado China, Namibia y los Estados Unidos de América a la hora de eliminar sus restricciones de viaje para personas que viven con el VIH. Además, instó a los países que siguen aplicando dichas medidas discriminatorias a que lleven a cabo acciones similares.

Namibia ha sido el último de estos tres países en eliminar las restricciones para entrar, permanecer o residir relacionadas con el VIH. Sus reformas, que entraron en vigor el 1 de julio, también han puesto fin a las restricciones en la entrada en el país de personas que tienen otras enfermedades contagiosas. “Namibia se complace de acabar con las restricciones para viajar”, afirmó Richard Kamwi, ministro de Sanidad de Namibia, en una rueda de prensa durante la Conferencia internacional sobre el sida de Viena. “Con esta medida hemos eliminado la discriminación oficialmente. No podemos hacer progresos si las personas que viven con el VIH no desempeñan un papel fundamental”.

Sidibé subrayó que las restricciones que limitan la movilidad y la migración fundadas en el estado serológico positivo con respecto al VIH violan los derechos humanos. No existen pruebas de que con ellas se evite la transmisión del VIH o se proteja la salud pública. Además, las restricciones para viajar relacionadas con el VIH no tienen ninguna justificación económica, ya que las personas seropositivas pueden tener vidas laborales largas y productivas. “Las restricciones de viaje para las personas seropositivas solo sirven para alimentar el estigma y la discriminación”, señaló Sidibé. “Insto a todos los países que las siguen aplicando a que las eliminen”.

El año pasado, el presidente Obama anunció que los Estados Unidos eliminarían sus restricciones para viajar relacionadas con el VIH, que estuvieron vigentes durante años, con lo que se revocó una política que había estado en vigor desde 1987. “El levantamiento de la prohibición de entrada en los EE.UU. relacionada con el VIH muestra un compromiso renovado con la salud global”, manifestó el Dr. Howard K. Koh, subsecretario de Sanidad en el departamento de Sanidad y Servicios Humanos estadounidense. “Con este anuncio, los EE.UU. esperan con ilusión la Conferencia internacional sobre el sida de 2012 en Washington, DC”.

Restringir la movilidad de las personas que viven con el VIH es un ejemplo de las muchas formas en que leyes, políticas y prácticas socavan la respuesta al sida. ONUSIDA, la Red mundial de personas que viven con el VIH (GNP+), la Asociación internacional de reducción de daños, la Asociación internacional de lesbianas, gays, bisexuales, transexuales e intersexuales (ILGA, en sus siglas en inglés) y la Federación internacional de planificación de la familia (IPPF, en sus siglas en inglés) han presentado un nuevo documento en la conferencia de Viena, en el que se muestra una “instantánea” del entorno legal que rodea al VIH. Bajo el título “Hacer que el derecho actúe en favor de la respuesta al VIH”, la matriz contiene información sobre 190 países, territorios y entidades en la que se detalla si un país aplica leyes protectoras o punitivas que apoyan o impiden que se alcance el acceso universal a la prevención, el tratamiento, la atención y el apoyo relacionados con el VIH.

“Es incomprensible que, en los tiempos que corren, sigan existiendo restricciones de entrada o residencia relacionadas con el VIH”, señaló Kevin Moody, coordinador internacional y presidente de GNP+. “Estas restricciones son violaciones flagrantes de los derechos humanos, alentan el estigma y la discriminación, y perjudican la respuesta a la epidemia del VIH”.

Las Conferencias internacionales sobre el sida y las reuniones han influido en gran medida en que se hayan revocado restricciones de entrada y residencia relacionadas con el VIH durante los últimos años. La Sociedad Internacional del Sida no patrocinará conferencias o acontecimientos sobre el sida en países que apliquen restricciones de entrada relacionadas con el VIH.

“Me enorgullece el papel que desempeñan las Conferencias internacionales sobre el sida y otros foros globales a la hora de avanzar en la eliminación de estas y otras leyes contrarias a los principios de salud pública y los derechos humanos”, declaró el Dr. Julio Montaner, presidente de la Sociedad Internacional del Sida. “Las leyes y normas de entrada y residencia relacionadas con el VIH constituyen una política en materia de salud pública sumamente molesta e ineficaz”.

Después de que Namibia eliminase sus restricciones, ONUSIDA contabiliza 51 países, territorios y zonas que continúan poniendo algún tipo de obstáculo a la entrada, estancia o residencia de personas que viven con el VIH. Entre ellas se encuentran las que prohíben totalmente la entrada o estancia prolongada de personas seropositivas sea cual sea el motivo de su visita; estancias cortas, como las turísticas; o evitan las estancias más largas, como la inmigración, los permisos de trabajo, el asilo, los permisos de estudio, el empleo internacional o los servicios consulares.

En julio de 2008, el secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-Moon, reiteró el llamamiento de la organización para que se eliminen las restricciones de entrada, estancia y residencia relacionadas con el VIH. El ONUSIDA está monitorizando de cerca los países que siguen aplicándolas, y ha denominado 2010 el “año de igualdad para todos en la libertad de movimiento”.

Centro de prensa

Descargar la versión imprimible (PDF)


Región/país