Declaración de prensa

Día Mundial de la Tuberculosis 2010

Mensaje del director ejecutivo de ONUSIDA, Michel Sidibé

GINEBRA, 24 de marzo de 2010 – En esta era de mejora del acceso a la terapia antirretrovírica es inaceptable que la tuberculosis siga siendo una de las causas de enfermedad y muerte más comunes entre las personas que viven con el VIH.

Si bien la tuberculosis es prevenible y curable, cada año sigue cobrándose la vida de medio millón de personas seropositivas. La comunidad del VIH no puede quedarse de brazos cruzados y permitir que esto ocurra. La tuberculosis no controlada, especialmente la resistente a los medicamentos, que no conoce fronteras, podría propagarse y convertirse en una amenaza mundial aún más grave.

El mundo, bajo el sexto Objetivo de Desarrollo del Milenio, ya se ha comprometido a reducir los nuevos casos de tuberculosis y de muertes causadas por esta enfermedad. No obstante, pido a la comunidad del VIH que dé un paso más. Debemos comprometernos a reducir a la mitad para 2015 las muertes provocadas por la tuberculosis en personas que viven con el VIH.

ONUSIDA está firmemente comprometido a conseguir este objetivo mediante el Marco conjunto de resultados. Unamos nuestras manos a las de la comunidad de la tuberculosis para fomentar la sensibilización sobre esta enfermedad entre las personas que viven con el VIH, fortalecer las respuestas comunitarias conjuntas al VIH y a la tuberculosis y ampliar el acceso de las personas seropositivas a servicios integrados más efectivos de prevención, diagnóstico y tratamiento de la tuberculosis.

Podemos hacer mucho más para detener la tuberculosis.

Podemos evitar que las personas seropositivas mueran de esta enfermedad.

En este Día Mundial de la Tuberculosis hago un llamamiento a todos nuestros asociados para que hagan una promesa: reducir a la mitad para 2015 las muertes por tuberculosis en personas que viven con el VIH y devolver la esperanza a millones de personas.

Centro de prensa

Descargar la versión imprimible (PDF)


Región/país