Declaración de prensa

ONUSIDA celebra la decisión de la Junta del Fondo Mundial de lanzar la Ronda 10 de financiación en mayo

Ginebra, 3 de mayo de 2010 — ONUSIDA elogia la decisión adoptada por la Junta del Fondo mundial de lucha contra el sida, la tuberculosis y la malaria de presentar su próxima ronda de subvenciones a mediados de mayo de este año. Esto permitirá a los países dar continuidad a su impulso para conseguir los objetivos de acceso universal. El lanzamiento de la Ronda 10, especialmente en estos momentos de dificultades económicas, demuestra que la comunidad mundial está comprometida a realizar inversiones significativas en la respuesta al sida.

“El sida no ha sido erradicado en ninguna parte del mundo” afirmó Michel Sidibé, director ejecutivo de ONUSIDA. “Es imperativo que consigamos que los recursos sigan fluyendo hacia las personas y comunidades que luchan diariamente contra el impacto del VIH”.

ONUSIDA también celebra la decisión adoptada por la Junta de continuar financiando propuestas que aborden las necesidades de las poblaciones más expuestas al riesgo de infección. Los mecanismos de financiación a menudo ignoran a los trabajadores del sexo, los usuarios de drogas inyectables, los hombres que tienen relaciones sexuales con hombres y otras poblaciones marginadas. Destinar recursos para los más vulnerables garantizará que las comunidades puedan ampliar rápidamente su respuesta al sida con vistas a conseguir el objetivo de que no se produzca ninguna nueva infección por el VIH.

La decisión de la Junta permitirá a los países de ingresos medios-altos y medios-bajos, que frecuentemente tienen epidemias concentradas en las poblaciones más expuestas al riesgo, acceder a estos recursos. La financiación especial actual solo se destinará a la ronda 10, por lo que es importante que la comunidad internacional y los países continúen invirtiendo en áreas que demuestren resultados y repercutan en la epidemia.

“Me complace que el Fondo Mundial haya aprobado esta nueva reserva. Las decisiones de financiación para el VIH deben tener un rostro humano" afirmó Sidibé. “Los recursos deben ir a parar a las comunidades que más los necesitan y no deberían basarse únicamente en indicadores económicos".

Con una financiación apropiada se pueden prevenir nuevas infecciones por el VIH en poblaciones vulnerables. Mediante programas de intercambio de agujas y de sustitución de drogas muchos países desarrollados han podido eliminar casi por completo la transmisión del VIH entre usuarios de drogas inyectables. El mismo tiempo de inversión puede conseguir resultados similares en países en desarrollo.

ONUSIDA seguirá ofreciendo asistencia técnica a los países, a las organizaciones de la sociedad civil y al Fondo Mundial para garantizar que se envíen propuestas basadas en pruebas para su financiación que consigan resultados para las personas.

Centro de prensa

Descargar la versión imprimible (PDF)


Región/país