Comunicado de prensa

El ONUSIDA felicita a los Estados Unidos por su liderazgo en la lucha contra el sida

Ginebra, 1 de diciembre de 2011—El Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/Sida (ONUSIDA) felicita al presidente Barack Obama por su resuelto compromiso de brindar tratamiento contra el sida antes de 2013 a seis millones de personas, así como de llegar a un millón y medio de mujeres embarazadas que viven con el VIH, con el fin de proteger a sus hijos de la infección ocasionada por el virus. De este modo, se fortalece la cooperación entre el ONUSIDA y los Estados Unidos en torno al plan global hacia la eliminación de nuevas infecciones por el VIH en niños en 2015, fundamental para lograr la meta de una generación sin sida.

«Las iniciativas adoptadas hoy por el presidente Obama salvarán vidas y nos ayudarán a avanzar hacia una generación libre de sida», dijo Michel Sidibé, director ejecutivo del ONUSIDA. «Reducir a cero la enfermedad y poner fin al sida es responsabilidad de todos».

El ONUSIDA también celebra el firme compromiso bipartidario de los Estados Unidos con la respuesta mundial al sida. Esta solidaridad sin precedentes ha hecho de los Estados Unidos el principal donante del mundo a esta causa, al facilitar más de la mitad (54,2%) de toda la asistencia internacional para el sida destinada a países de ingresos medios y bajos en 2010. El Plan de Emergencia del Presidente de los Estados Unidos para Luchar contra el Sida (PEPFAR), iniciado durante el mandato del presidente George W. Bush y ampliado por el presidente Obama, ofrece actualmente prevención, tratamiento, atención y apoyo vitales en relación con el VIH a millones de personas, especialmente en el África subsahariana, la región más afectada por la epidemia.

Los líderes del mundo se han comprometido a invertir entre 22.000 y 24.000 millones de dólares en la respuesta al sida para el 2015. En los últimos años, la ayuda internacional ha comenzado a mermar, lo que ha puesto en peligro la capacidad de los países para sustentar e incrementar el acceso a la prevención y al tratamiento. El ONUSIDA exhorta a los miembros del G8 y del G20 a ampliar su inversión doméstica e internacional en torno al sida. Asimismo, insta a todos los países en desarrollo a que incrementen la financiación de sus programas nacionales de respuesta al sida.

La decisión adoptada por el presidente Obama de ampliar los servicios de prevención del VIH mediante instrumentos combinados de alto impacto —como el tratamiento preventivo, la circuncisión masculina, los antirretrovirales para detener las nuevas infecciones por el VIH en niños y el uso del preservativo— puede evitar millones de nuevas infecciones. Este enfoque, recomendado por el ONUSIDA, aprovecha los últimos avances científicos y permitirá salvar dinero y vidas humanas.

Centro de prensa

Descargar la versión imprimible (PDF)


Contacto

ONUSIDA Ginebra
Sophie Barton-Knott
tel. +41 79 514 6896 / +41 22 791 1697
bartonknotts@unaids.org


Región/país