Comunicado de prensa

La Comisión mundial sobre el VIH y la legislación somete a revisión las barreras legales que obstaculizan el progreso en materia de sida en la región de Asia y el Pacífico

Bangkok, 16 de febrero de 2011Treinta años después del diagnóstico de los primeros casos de infección por el VIH, el 90% de los países de la región de Asia y el Pacífico todavía aplican leyes y prácticas que repercuten negativamente en los derechos de las personas que viven con el VIH, así como en los de aquellas expuestas a un mayor riesgo de infección por el virus.

Como parte de un campaña mundial emprendida para eliminar las barreras que impiden lograr avances en la respuesta al sida, diferentes responsables de formular políticas y defensores de la comunidad se reunirán el 17 de febrero con expertos de la Comisión mundial sobre el VIH y la legislación en Bangkok, con el fin de dar comienzo al primero de los diversos diálogos que se llevarán a cabo a nivel regional en todo el mundo.

La Comisión mundial sobre el VIH y la legislación constituye un órgano independiente del que forman parte algunos de los líderes mundiales más respetados en materia de legislación, derechos humanos y VIH. Durante esta semana de diálogo abierto, aproximadamente 150 participantes de 22 países debatirán y compartirán sus diferentes experiencias de la región en cuanto a los distintos entornos sociales y legislativos, permisivos y restrictivos, a los que se enfrentan las poblaciones clave de Asia y el Pacífico, incluidas las personas que viven con el VIH.

Según Helen Clark, administradora del PNUD, "Las leyes y su aplicación pueden tener fuertes repercusiones en la vida de las personas, especialmente en la de aquellas marginadas o que no gozan de una autoridad y capacidad totales. Tenemos mucho que aprender de las experiencias de esta región, tanto de las positivas como de las negativas, sobre todo en lo que respecta a la interacción que se produce entre el derecho, la reforma legislativa, las prácticas de cumplimiento de la ley y las respuestas observadas en la salud pública".

A lo largo de toda la región, la legislación y el cumplimiento de la ley ocupan, por lo general, un segundo puesto, y van a la zaga de las políticas nacionales sobre el VIH; como consecuencia, ello repercute negativamente en el alcance y la eficacia de los programas de prevención, tratamiento y atención. Por ejemplo, existen 19 países que todavía penalizan las relaciones entre personas del mismo sexo, mientras que 29 países penalizan ciertos aspectos del comercio sexual. Asimismo, numerosos países de la región consideran obligatoria y legal la detención de usuarios de drogas y, en algunos casos (concretamente en once países en Asia), los condenan a pena de muerte por delitos relacionados con las drogas.

"En la región de Asia y el Pacífico, así como en el resto del mundo, existen demasiados ejemplos de países con leyes, políticas y prácticas que castigan, en lugar de proteger, a las personas que necesitan tener acceso a los servicios relacionados con el VIH. Aun cuando las leyes no permiten el avance de la justicia, frenan el progreso", afirmó el Sr. Michel Sidibé, director ejecutivo del Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/sida (ONUSIDA), quien participará en el diálogo de la Comisión en Bangkok. "Lograr avances en materia de derechos humanos e igualdad de género no solo será un triunfo para la respuesta al sida, sino también para el desarrollo de la humanidad en su conjunto".

En nombre de la Comisión mundial sobre el VIH y la legislación, el Honorable Michael Kirby, miembro de la comisión y copresidente del Grupo de asesoramiento técnico de la Comisión, declaró lo siguiente: "la eficacia de la respuesta al VIH dependerá no sólo de la mejora que se experimente en la atención, el tratamiento y la prevención del VIH, sino también en las decisiones que se tomen sobre si el entorno social y legislativo apoya o entorpece los programas destinados a aquellas personas más vulnerables. Ello requiere que se lleven a cabo medidas políticas y legales, eficaces y sólidas, a fin de llegar a las comunidades vulnerables y a las personas expuestas a un mayor riesgo".

El Diálogo regional, respaldado y emprendido por la Comisión mundial sobre el VIH y la legislación, ha sido organizado conjuntamente por el PNUD y ONUSIDA, en asociación con la Comisión económica y social de las Naciones Unidas para Asia y el Pacífico (CESPAP). A mediados de 2010, los Estados Miembros de la CESPAP aprobaron la Resolución 66/10, a través de la cual los países se comprometieron a hacer frente a las barreras políticas y legales que obstaculizan una respuesta al VIH eficaz.

"Me enorgullece que, en nuestra región, hayamos demostrado poseer una voluntad colectiva tan fuerte de abarcar estas cuestiones tan difíciles", afirmó Noeleen Heyzer, secretario general adjunto de las Naciones Unidas y secretario ejecutivo de la CESPAP. "Al adoptar la Resolución 66/10, nuestros Estados Miembros subrayaron la urgencia que supone garantizar el acceso universal a programas completos de prevención, tratamiento, atención y apoyo. Fomentar un entorno político y legal, equitativo y justo, en el que se preste especial atención a las poblaciones clave, constituye un gran paso hacia adelante para la consecución de dichos objetivos"

Nota para los editores:

En junio de 2010, el PNUD presentó la Comisión mundial sobre el VIH y la legislación, en nombre de la familia de ONUSIDA, a fin de ofrecer un liderazgo mundial en lo que respecta a cuestiones en materia de derechos humanos y legislación relacionadas con el VIH, a través de las siguientes acciones: analizar lo que se conoce acerca de las interacciones entre los entornos legales, los derechos humanos y el VIH; fomentar el diálogo público basado en pruebas sobre la necesidad de contar con una legislación y una política basada en derechos dentro del contexto del VIH; e identificar recomendaciones claras y factibles enmarcadas en un plan de seguimiento concreto. (www.hivlawcommission.org)

A continuación, se incluye una lista de los miembros de la Comisión: El antiguo presidente de Brasil, Fernando Henrique Cardoso (Brasil, presidente de la Comisión), Justice Edwin Cameron (Sudáfrica), la Sra. Ana Helena Chacón-Echeverría (Costa Rica), el Sr. Charles Chauvel (Nueva Zelanda), el Dr. Shereen El Feki (Egipto, vicepresidente de la Comisión), la Sra. Bience Gawanas (Namibia), Dame Carol Kidu (Papua Nueva Guinea), el Honorable Michael Kirby (Australia), la Honorable Barbara Lee (Estados Unidos), el Sr. Stephen Lewis (Canadá), Su Excelencia el Sr. Festus Mogae (Botswana), el Sr. JVR Prasada Rao (India), la doctora y catedrática Sylvia Tamale (Uganda), el Sr. Jon Ungphakorn (Tailandia) y la doctora y catedrática Miriam Were (Kenya).


Centro de prensa

Descargar la versión imprimible (PDF)


Región/país

Asia y el Pacífico