Declaración de prensa

ONUSIDA condena la muerte de David Kato, activista homosexual ugandés

GINEBRA, 27 de enero de 2011–ONUSIDA desea poner de manifiesto su grave preocupación por la muerte de David Kato, un destacado activista homosexual y un gran defensor de los derechos humanos en Uganda.

"Siento una profunda tristeza por la pérdida del Sr. Kato", declaró Michel Sidibé, director ejecutivo de ONUSIDA. "Insto al Gobierno de Uganda a que emprenda una investigación en torno a su muerte, así como a que garantice que se tomarán las medidas de seguridad adecuadas para las lesbianas, los homosexuales, los bisexuales y los transexuales de su país".

El Sr. Kato era profesor de enseñanza primaria y principal opositor al Proyecto de ley antihomosexualidad de Uganda. Las relaciones sexuales entre hombres se contemplan como un acto ilegal según la legislación ugandesa actualmente vigente. Las Naciones Unidas, así como ONUSIDA y otros muchos asociados para el desarrollo, han hecho un llamamiento al Parlamento de Uganda para que deseche el proyecto de ley y despenalice el comportamiento homosexual.

La muerte del Sr. Kato ha sucedido unos días después de que el Tribunal Superior de Uganda dictaminase que la constitución del país debe proteger el derecho a la dignidad y a la privacidad de todos los ugandeses, independientemente de su orientación sexual. En particular, el tribunal estableció que incitar la violencia contra las personas en función de su orientación sexual atenta contra el derecho a la dignidad de las personas.

Esta nueva resolución surgió a partir de una publicación local que había divulgado una fotografía del Sr. Kato y otros individuos, instando a los ciudadanos a que fuesen ahorcados por su orientación sexual. ONUSIDA denuncia toda forma de homofobia y cualquier acción que incite a la violencia contra los individuos y las comunidades.

Cerca de 80 países o áreas de todo el mundo están regidos por una legislación que contempla el comportamiento homosexual como un delito penal. ONUSIDA considera que dichas leyes son discriminatorias y, además, suponen un obstáculo para el acceso a los servicios relacionados con el VIH por parte de todos.

Centro de prensa

Descargar la versión imprimible (PDF)


Región/país