Comunicado de prensa

Cerca del 50% de las personas elegibles para la terapia antirretrovírica tienen acceso en la actualidad a un tratamiento que salve su vida

El aumento del tratamiento, incluso durante la crisis financiera, subraya los compromisos nacionales—el nuevo marco de inversión ayudará a salvar más vidas y a ahorrar capital

De izquierda a derecha: el ministro federal de Sanidad de Alemania (BMG), Daniel Bahr, el director ejecutivo de ONUSIDA, Michel Sidibé, el ministro federal de Cooperación Económica y Desarrollo de Alemania (BMZ), Dirk Niebel.
Fotografía: UNAIDS/C. Koall

BERLÍN/GINEBRA, 21 de noviembre de 2011—Un nuevo informe del Programa conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/sida (ONUSIDA), publicado en el día de hoy, demuestra que el 2011 ha sido un año de cambio en lo que a la respuesta al sida se refiere gracias al progreso de la ciencia, el liderazgo político y unos resultados sin precedentes. Asimismo, el informe señala que las nuevas infecciones por el VIH y las muertes relacionadas con el sida han descendido hasta los niveles más bajos desde que la epidemia alcanzara su máximo. Las nuevas infecciones por el virus se han reducido un 21% desde 1997, y las enfermedades relacionadas con el sida han disminuido en un 21% desde el año 2005.

“Incluso en una crisis financiera muy complicada, los países están ofreciendo resultados en el ámbito de la respuesta al sida”, declaró Michel Sidibé, director ejecutivo de ONUSIDA. “Hemos sido testigos de un aumento gigantesco del acceso al tratamiento del VIH, que ha tenido un impacto significativo en las vidas de personas de todo el planeta”.

Según las estimaciones de ONUSIDA y la OMS, el 47% (6,6 millones) de los 14,2 millones de personas que se calcula que son elegibles para el tratamiento en países de ingresos bajos y medios tuvieron acceso a la terapia antirretrovírica en 2010. Ello supone un aumento de 1,35 millones desde 2009. El Informe para el día mundial del sida  de ONUSIDA subraya, asimismo, que existen señales evidentes que demuestran que el tratamiento del VIH está teniendo un impacto significativo a la hora de reducir el número de nuevas infecciones por el virus.

En Botswana los patrones en los comportamientos sexuales se han mantenido relativamente estables desde el año 2000. El país ha aumentado el acceso al tratamiento desde menos de un 5% en 2000 hasta más de un 80%, que se ha conservado desde 2009. El número anual de nuevas infecciones ha descendido en más de dos tercios desde finales de los años noventa, y los datos sugieren que la cifra de nuevas infecciones por el VIH es entre un 30% y un 50% más baja a día de hoy de lo que lo hubiera sido en ausencia de terapia antirretrovírica. Al mismo tiempo que el tratamiento disminuye la carga viral de una persona que vive con el VIH hasta niveles indetectables, también reduce el riesgo de transmisión del virus a una pareja que no lo haya contraído. Los últimos estudios demuestran que el tratamiento puede llegar a un nivel de eficacia del 96% en la prevención de la transmisión del VIH entre las parejas.

Se calcula que a finales de 2010

  • 34 millones [31,6 – 35,2 millones] de personas vivían con el VIH a  nivel mundial.
  • 2,7 millones [2,4 – 2,9 millones] de nuevas infecciones por el VIH se produjeron en 2010.
  • 1,8 millones [1,6 – 1,9 millones] de personas murieron por causas relacionadas con el sida en 2010.

El tratamiento ha evitado 2,5 millones de muertes desde 1995

Las personas que viven con el VIH tienen ahora más años de vida, y las muertes relacionadas con el sida se están reduciendo gracias a los efectos de la terapia antirretrovírica. A nivel mundial, se calcula que había 34 millones de personas [31,6 millones – 35,2 millones] viviendo con el virus en el año 2010, y desde 2005 las muertes relacionadas con el sida han disminuido de los 2,2 millones [2,1 millones – 2,5 millones] hasta 1,8 millones [1,6 millones – 1,9 millones] en 2010. Asimismo, desde 1995 se ha evitado una cifra estimada de 2,5 millones de muertes relacionadas con el sida en países de ingresos bajos y medios gracias al aumento del acceso al tratamiento del VIH.

El progreso en la prevención del VIH

Las nuevas infecciones por el virus se han reducido de forma significativa o se han estabilizado en la mayoría del mundo. En África subsahariana, el número de nuevas infecciones por el VIH ha caído en más de un 26% desde que la epidemia alcanzara su máximo en 1997, seguido de un descenso de un tercio en Sudáfrica, el país con la mayor cifra de nuevas infecciones por el virus del mundo.

En el Caribe, las nuevas infecciones por el VIH se han visto reducidas en un tercio en comparación con los niveles de 2001, y en más de un 25% en la República Dominicana y en Jamaica.  Asimismo, el número de nuevas infecciones por el virus en el sur y el sudeste de Asia ha disminuido en más de un 40% entre los años 1996 y 2010. La caída en India se ha registrado en un 56%.

No obstante, el número de nuevas infecciones por el VIH continúa subiendo en Europa oriental y central, Oceanía, Oriente Medio y África septentrional, mientras que se ha mantenido estable en otras regiones del mundo.

Asimismo, el cambio en el comportamiento sexual, en particular entre los jóvenes, está favoreciendo la disminución de nuevas infecciones por el VIH, puesto que las personas reducen el número de parejas sexuales, aumentan el uso del preservativo y retrasan su primera relación sexual.  La prevalencia del virus ha descendido entre los jóvenes en al menos 21 de los 24 países con una prevalencia del VIH igual o superior al 1%. Otros cinco países, en concreto Burkina Faso, Congo, Ghana, Nigeria y Togo, han sido testigos de que la prevalencia del virus ha caído en más de un 25% entre los años 2001 y 2010 en este grupo de población.

La tasa de nuevas infecciones en las zonas urbanas de Zimbabwe ha caído desde el casi 6% de 1991 hasta menos de un 1% en 2010. Los estudios calculan que habría habido un aumento anual de 35 000 nuevas infecciones si no se hubieran producido cambios en el comportamiento.

Asimismo, el informe subraya que un ascenso de la circuncisión masculina comienza a contribuir a las caídas de las nuevas infecciones.  Los estudios demuestran que se han evitado 2 000 nuevas infecciones por el VIH en la provincia de Nyanza, Kenia, después de que la circuncisión masculina voluntaria aumentara.  Según los datos del informe, 20 millones más de circuncisiones en África oriental y meridional impediría alrededor de 3,4 millones de nuevas infecciones por el virus para el año 2015.

Se calcula que desde 1995 se han evitado cerca de 400 000 nuevas infecciones por el VIH en niños, gracias al aumento del acceso a regímenes antiretrovíricos eficaces en países de ingresos bajos y medios en 2010. Casi la mitad (48%) de las mujeres embarazadas que vivían con el VIH pudieron acceder a regímenes eficaces para prevenir la transmisión del virus al niño.

Inversiones más inteligentes para suministrar un paquete mejorado

ONUSIDA ha desarrollado un nuevo marco para las inversiones destinadas al sida que se centra en estrategias basadas en pruebas, de gran impacto y de alto valor.

“El marco de inversión se basa en la comunidad, no en el producto. El punto central del enfoque son las personas, no el virus", declaró Sidibé.

Este nuevo enfoque estratégico de inversión alcanzaría resultados extraordinarios; se evitarían al menos 12,2 millones de nuevas infecciones por el VIH, 1,9 millones en niños entre los años 2011 y 2020; asimismo, se impedirían 7,4 millones de muertes relacionadas con el sida en el mismo periodo de tiempo.

El marco se fundamenta en seis actividades de programas esenciales:  intervenciones delimitadas para las poblaciones de mayor riesgo (en particular los profesionales del sexo y sus clientes, los hombres que tienen relaciones sexuales con hombres y los usuarios de drogas inyectables); prevención de nuevas infecciones por el VIH en niños; programas orientados a modificar comportamientos; fomento y distribución del preservativo; tratamiento, atención y apoyo a las personas que viven con el virus; y circuncisión masculina voluntaria en aquellos países con una alta prevalencia del VIH y bajos índices de circuncisión.

Con el fin de que el marco sea eficaz, las actividades de estos programas deben tener en cuenta habilitadores esenciales, como la reducción del estigma, el respeto de los derechos humanos, la creación de un entorno jurídico protector y el desarrollo de las capacidades de las organizaciones locales. Éstos son fundamentales a la hora de superar las barreras a las que los programas eficaces tienen que hacer frente.

El empleo del marco para alcanzar el acceso universal a la prevención, tratamiento, atención y apoyo relacionados con el VIH para el año 2015 requiere un aumento de la financiación hasta 22 000 – 24 000 millones de dólares estadounidenses, de acuerdo con los objetivos establecidos en la Declaración política de las Naciones Unidas sobre el VIH/sida de 2011. Si se consigue que el nuevo marco de inversión se aplique por completo en los próximos cuatro años, las necesidades mundiales de nuevos recursos alcanzarán su punto álgido en 2015, y posteriormente comenzarán a disminuir de forma gradual; de esta manera, la respuesta al sida se convertirá en una oportunidad de inversión excelente en la que los resultados compensarán los costes originarios en menos de una generación.

A finales del año 2010, la respuesta al sida en países de ingresos bajos y medios contaba con la disponibilidad de 15 000 millones de dólares estadounidenses. La financiación de los países donantes se ha reducido en un 10%, desde 7 600 millones hasta 6 900 millones de dólares estadounidenses en 2010. En un clima de dificultad económica, el futuro de los recursos relacionados con el sida depende de la realización de inversiones inteligentes.

Con el fin de reducir las nuevas infecciones por el VIH rápidamente y, así, salvar vidas, el Informe para el día mundial del sida 2011 de ONUSIDA recalca la importancia de la responsabilidad compartida.

Centro de prensa

Descargar la versión imprimible (PDF)


Contacto

ONUSIDA Ginebra
Sophie Barton-Knott
tel. +41 79 514 6896 / +41 22 791 1697
bartonknotts@unaids.org


Región/país



Publicaciones


Multimedia