Declaración de prensa

Día Internacional de la Tuberculosis 2012

Mensaje del director ejecutivo del ONUSIDA, Michel Sidibé

El director ejecutivo de ONUSIDA (en el centro) visitó la clínica para el tratamiento de la tuberculosis y las ETS Prince Cyril Zulu y la clínica CAPRISA eThewini Research en septiembre de 2011 durante una visita oficial a Sudáfrica. La clínica Prince Cyril Zulu trata a unos 8 000 nuevos pacientes de tuberculosis al año con una prevalencia del VIH del 74%. El ensayo SAPiT sobre la tuberculosis y el VIH que proporcionó los datos para las actuales directrices del cotratamiento de la tuberculosis y el VIH de la Organización Mundial de la Salud se realizó en la clínica CAPRISA adyacente.
Fotografía: ONUSIDA/A.Debiky

GINEBRA, 22 de marzo de 2012—En el Día Mundial de la Tuberculosis, celebremos una asociación que, con tan solo unos años, está ayudando a transformar la epidemia de sida.

En los últimos seis años, la mejora de la colaboración entre los servicios de VIH y tuberculosis ha contribuido a salvar casi un millón de vidas en todo el mundo.

Desde 2005 a 2010, el número de personas seropositivas que se realizaron las pruebas de tuberculosis prácticamente se multiplicó por 12.

Para los pacientes, integrar los servicios de VIH y tuberculosis supone una mejora en su calidad de vida: pierden menos tiempo yendo de clínica a clínica y gastan menos dinero que si tuvieran que visitar a múltiples proveedores de atención.

También puede significar la diferencia entre la vida y la muerte.

Juntos, podemos sentirnos orgullosos de nuestros logros.

Sin embargo, no hemos conseguido nuestro objetivo de acabar con las muertes por el VIH relacionadas con la tuberculosis.

Diariamente fallecen de tuberculosis unas mil personas seropositivas.

Estas muertes son absolutamente inaceptables, pues la tuberculosis se puede prevenir y curar con medicamentos de bajo coste.

Debemos intensificar la integración de los servicios de VIH y tuberculosis en todos los niveles del sistema sanitario.

Necesitamos un enfoque más sólido para prevenir, diagnosticar y tratar la tuberculosis en niños que viven con el VIH, quienes son especialmente vulnerables a la infección por tuberculosis.

Todos los pacientes seropositivos con tuberculosis deben recibir tratamiento antirretrovírico tan pronto como sea posible.

El año pasado, los países se comprometieron por primera vez a reducir a la mitad para 2015 el número de fallecimientos por tuberculosis en personas que viven con el VIH.

Habiendo llegado juntos tan lejos, estoy seguro de que alcanzaremos la meta.

Centro de prensa

Descargar la versión imprimible (PDF)


Contacto

ONUSIDA
Saya Oka
tel. +41 79 540 83 07 or +61 4 7507 1409
okas@unaids.org


Región/país