Comunicado de prensa

ONUSIDA informa de que más de 7 millones de personas, casi 1 millón en el último año, reciben tratamiento para el VIH en África mientras las nuevas infecciones y muertes por causas relacionadas con el sida siguen cayendo

Un nuevo informe de ONUSIDA destaca el progreso realizado en África en la respuesta al sida

GINEBRA, 21 de mayo de 2013—Mientras la Unión Africana (UA) da comienzo a su 21ª cumbre en Addis Ababa para celebrar sus 50 años de unidad, el Programa conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/sida (ONUSIDA) ha publicado Update , un nuevo informe sobre la respuesta al sida en África que documenta el extraordinario progreso que allí se ha realizado recientemente en materia de VIH.

El número de personas que reciben tratamiento antirretrovírico en África ha aumentado desde menos de 1 millón en 2005 a 7,5 millones en 2012, con casi 1 millón solo en el último año. Las muertes por causas relacionadas con el sida también están disminuyendo y se han reducido en un 32 % entre 2005 y 2011, al igual que las nuevas infecciones por el VIH, que han caído un 33% entre los años 2001 y 2011. El informe atribuye este logro al férreo liderazgo y a la responsabilidad compartida en África y en la comunidad internacional. Asimismo, insta a un compromiso continuado a fin de garantizar que el continente llegue a cero nuevas infecciones por el virus, cero discriminación y cero muertes por causas relacionadas con el sida.

“África ha sido constante en su empresa por acabar con la epidemia de sida”, ha declarado Michel Sidibé, director ejecutivo de ONUSIDA. “Al conmemorar los 50 años de la unidad africana, celebremos también los logros que ha conseguido el continente a la hora de responder al VIH, y renovemos nuestro compromiso para avanzar de manera que las generaciones futuras crezcan sin sida”.

África sigue siendo la región más afectada por el virus del mundo, con el 69 % de las personas que viven con el VIH a nivel global. Pese a las tendencias positivas, en el año 2011 todavía se produjeron 1,8 millones de nuevas infecciones por el virus en todo el continente, y un total de 1,2 millones de personas fallecieron de enfermedades relacionadas con el sida.

Liderazgo africano

El informe Update de ONUSIDA subraya los elementos clave de la respuesta al sida en varios países africanos. Sudáfrica, por ejemplo, está ampliando el acceso al tratamiento del VIH rápidamente, con un incremento del 20 % en el número de personas que han recibido terapia entre 2011 y 2012. 16 países—Botswana, Ghana, Gambia, Gabón, Mauricio, Mozambique, Namibia, Rwanda, Santo Tomé y Príncipe, Seychelles, Sierra Leona, Sudáfrica, Swazilandia, Tanzania, Zambia y Zimbabwe—garantizan a día de hoy que más de tres cuartos de las mujeres embarazadas que viven con el virus reciban antirretrovíricos para prevenir la transmisión maternoinfantil.

Asimismo, el informe afirma que el liderazgo de la UA es esencial a fin de revertir la epidemia. El pasado año los líderes africanos adoptaron una Hoja de ruta sobre responsabilidad social y solidaridad mundial para la respuesta al sida, la tuberculosis y la malaria en África, que dio lugar a un plan de respuesta destinado a mejorar las prácticas de gobierno en materia de salud, diversificar la financiación y acelerar el acceso a medicamentos asequibles y de gran calidad. Durante la cumbre, AIDS Watch Africa, una plataforma de sensibilización y responsabilidad para la respuesta al sida, la tuberculosis y la malaria fundada en 2001 por líderes africanos, analizará el progreso realizado en estas grandes áreas y determinará si las partes interesadas, ya sean regionales, nacionales, continentales o internacionales, han cumplido sus compromisos.

Solidaridad mundial

En la cumbre, en reconocimiento del papel que ha desempeñado la comunidad internacional, la Comisión de la Unión Africana, junto con la NEPAD y ONUSIDA, divulgará el primer informe temático de responsabilidad sobre la colaboración UA-G8: Entregar resultados para acabar con el sida, la tuberculosis y la malaria en África. El informe, una contribución única para hacer un seguimiento y favorecer nuevos compromisos por parte de la UA y del G8, insta tanto a los estados miembros de la UA como a los integrantes del G8 a ejercer un mayor liderazgo, en especial en lo que respecta a acceso a medicamentos, financiación sostenible, derechos humanos e igualdad entre hombres y mujeres.

La agenda para el desarrollo posterior a 2015

En Update Michel Sidibé hace hincapié en que prestar atención de forma continua a la respuesta al sida después del año 2015 aumentará el progreso en otras prioridades sanitarias a nivel internacional. Asimismo, sienta las bases para la agenda para el desarrollo posterior a 2015 al identificar cinco lecciones en la respuesta al sida que mejorará el enfoque mundial adoptado al respecto de la salud internacional. Insta a centrarse en las personas y no en las enfermedades; potenciar la fuerza de la cultura y de las comunidades; construir instituciones sanitarias sólidas y responsables; movilizar los compromisos financieros tanto nacionales como internacionales; y hacer de la salud una fuerza motriz para la transformación social.

“Dichas estrategias han sido indispensables en el éxito de África a la hora de detener y revertir la epidemia de sida, y favorecerán una salud mejor durante los próximos 50 años, más allá de las fronteras y más allá de las enfermedades”, ha afirmado Michel Sidibé.

Centro de prensa

Descargar la versión imprimible (PDF)


Contacto

ONUSIDA Ginebra
Sophie Barton-Knott
tel. +41 79 514 6896 / +41 22 791 1697
bartonknotts@unaids.org




Publicaciones