Comunicado de prensa

Los líderes africanos se comprometen a aumentar los esfuerzos para acabar con el sida, la tuberculosis y la malaria

Revisión de los avances logrados en el primer año hacia la aplicación de la hoja de ruta de la Unión Africana

Addis Abeba, 26 de mayo de 2013 - Más de 12 líderes africanos y de otras partes del mundo se reunieron hoy y examinaron el progreso alcanzado hacia la aplicación de reformas transformadoras en cuanto a las respuestas al sida, la tuberculosis y la malaria, y se comprometieron a acelerar el ritmo de cambio a través del aumento de la financiación nacional anual para la atención sanitaria, especialmente para los servicios relacionados con el sida, la tuberculosis y la malaria. AIDS Watch Africa (AWA), una plataforma de promoción sobre el sida, la tuberculosis y la malaria compuesta por Jefes de Estado africanos, convocó la reunión en Addis Abeba (Etiopía), al margen de la cumbre de la Unión Africana que conmemoraba los 50 años de la Unidad Africana.

Asimismo, los líderes africanos examinaron los logros alcanzados en la aplicación de una Hoja de ruta para la responsabilidad compartida y la solidaridad mundial para el sida, la tuberculosis y la malaria en África, aprobada el pasado julio, a fin de dibujar un nuevo rumbo para la respuesta a las tres enfermedades en el continente.

"Como líderes comprometidos en pro de un continente sano, debemos doblar nuestros esfuerzos para garantizar un acceso universal a los servicios relacionados con el VIH, la tuberculosis y la malaria, con el objetivo de conseguir cero nuevas infecciones por el VIH, cero discriminaciones y cero muertes relacionadas con el sida, así como la eliminación de la tuberculosis y la malaria", afirmó Su Excelencia Ato Hailemariam Desalegn, primer ministro de Etiopía, y presidente de la Unión Africana y AIDS Watch Africa.

La presidenta de la Comisión de la Unión Africana (AUC, por sus siglas en inglés), la Dra. Nkosazana Dlamini Zuma, declaró que la adopción de nuevas medidas de financiación de la salud demostrará el sólido compromiso político de África para con la salud y el desarrollo de su gente.

"Al adoptar reformas transformadoras para hacer frente al sida, la tuberculosis y la malaria, nuestro continente está mostrando un compromiso político sólido, así como una gran acción política", declaró la Dra. Zuma. "Para lograr la consecución de las metas marcadas por los ODM, todos los Estados Miembros de la UA tendrán que desarrollar planes de inversión sostenibles que dejen de depender de fondos externos y se centren en la movilización de recursos nacionales", añadió.

AIDS Watch Africa se fundó en la Cumbre especial de Abuja en 2001, con el objetivo de establecer un programa en pro de un liderazgo de alto nivel para la respuesta al sida en África y, en enero de 2012, su mandato se expandió para incluir también la tuberculosis y la malaria. La organización asumió la responsabilidad de hacer un seguimiento del progreso hacia los tres pilares de acción de la Hoja de ruta: (1) crear modelos de financiación más diversificados, equilibrados y sostenibles; (2) expandir el acceso a los medicamentos a través de la producción local y la armonización de normas; y (3) establecer un modelo de gobierno, una supervisión y un liderazgo sólidos.

"Celebro vuestro progreso, y comparto vuestra decisión de trabajar todavía más", declaró el Secretario General de las Naciones Unidas Ban Ki-moon. "Insto a todos los países a continuar invirtiendo en un África libre de sida. Ello contribuirá a la mejora de la salud, la capacitación y los derechos humanos de los ciudadanos".

El éxito de la respuesta al sida es un claro indicador de que los líderes africanos están llevando a cabo cambios sostenibles en la salud mundial a través de soluciones provenientes de África.

"El liderazgo africano es la fórmula mágica que ha cambiado, de forma irrevocable, el curso de la tres enfermedades, y ahora está listo para dar todavía más", apuntó el director ejecutivo de ONUSIDA Michel Sidibé. "Estoy seguro de que el liderazgo africano puede ser pionero en la consecución de una mejor salud mundial".

Con el fin de avanzar hacia el primer pilar de la Hoja de ruta, una serie de países ya han empezado a poner en práctica medidas de financiación innovadoras para la respuesta al sida, destinadas a reducir la dependencia de financiación externa. En la actualidad, Kenya y Zimbabwe invierten una parte de los ingresos provenientes de impuestos nacionales en un Fondo fiduciario para el sida, mientras que países como Benin, Congo, Madagascar, Malí, Mauricio, Níger, Rwanda y Uganda han establecido impuestos especiales para el VIH en el uso del teléfono móvil y las tarifas aéreas. Sudáfrica, por su parte, ha tomado un enfoque diferente, y ha reducido los gastos en medicamentos antirretrovíricos en un 53% gracias a una reforma en el proceso de licitación que ha contribuido a aumentar la competencia entre los proveedores.

El Dr. Mark Dybul, director ejecutivo del Fondo Mundial de lucha contra el sida, la tuberculosis y la malaria, elogió a los Jefes de Estado y de Gobierno, y afirmó que su liderazgo también demuestra una firme resolución para garantizar que el sida, la tuberculosis y la malaria se conviertan en enfermedades del pasado.

“Estamos experimentando un gran momento histórico y, si trabajamos juntos, de acuerdo con una responsabilidad compartida y siguiendo una acción coordinada, venceremos a las tres enfermedades", declaró.

A lo largo del último año, se han establecido asociaciones transcontinentales para mejorar la disponibilidad de tratamiento contra el VIH asequible, lo cual constituye un objetivo clave del segundo pilar de la Hoja de ruta. Entre ellas, se encuentran el Plan empresarial africano de producción farmacéutica, que contribuirá a un aumento de la producción de medicamentos a nivel local, y el Programa africano de armonización de normativas sobre medicamentos, que ayudará a regular la calidad de las medicinas y los sistemas de suministro, a fin de evitar muertes indeseadas a causa de la falta de tratamiento o la disponibilidad de medicamentos que no son seguros.

Con el objetivo de mejorar el liderazgo, la gestión pública y la supervisión realizada, lo cual representa el tercer pilar de la Hoja de ruta, se han celebrado una serie de reuniones de alto nivel en todo el continente a lo largo de los últimos 12 meses, con el fin de reafirmar la urgencia de buscar respuestas al sida, la tuberculosis y la malaria dentro del programa africano. Países como Côte d'Ivoire, Rwanda y Sudáfrica han integrado programas y medidas de supervisión sobre el VIH en su infraestructura sanitaria general para ofrecer una coordinación y una gestión eficaces de los asuntos relacionados con la enfermedad.