Documentos


Apoyo a las personas que cuidan de otras: cómo controlar el estrés de los que cuidan a personas afectadas por el VIH y el SIDA: ONUSIDA, estudio de caso

Las tensiones que soportan las personas que cuidan a otras afectadas por la infección por el VIH y el SIDA son enormes y de todo tipo. Y a medida que la epidemia se propaga y avanza, sobrecargando la capacidad de los servicios sanitarios y sociales de muchos países, éstos recaen cada día más sobre cuidadores no especializados de las familias y las comunidades. Estas personas –pioneras del movimiento de atención domiciliaria, trabajadoras de primera línea en el esfuerzo por detener el SIDA y contener el daño que hace a las sociedades en que viven– son un recurso de incalculable valor. La calidad de la atención que ofrecen y su capacidad para realizarla durante un período largo dependen de que se proteja su bienestar y su estado de ánimo. El propósito del presente informe es llamar la atención sobre las necesidades de los cuidadores y sobre lo que se puede hacer para respaldarlos con más eficacia. Se centra en las personas que proporcionan asistencia en el hogar o en la comunidad. Y se basa en las experiencias de primera mano de las personas y las organizaciones relacionadas con el SIDA en Uganda, uno de los primeros países que se vio afectado por esa enfermedad y se enfrentó a ella con imaginación, y en Sudáfrica, donde el virus se está propagando más rápidamente que en prácticamente ningún otro lugar de la tierra. El informe va dirigido a todos los que están relacionados con el cuidado de las personas que viven con el VIH y con SIDA, pero especialmente a los que tienen responsabilidades directas en el suministro de asistencia o en la gestión de los cuidadores, en la formulación de políticas en este campo, o en el apoyo a los programas sobre el SIDA.

Descargar PDF
Enviar enlace por correo electrónico
Solicitar publicación

Volver a la lista completa