Reportaje

Trabajos de moda para personas seropositivas

02 de febrero de 2007

Las últimas tendencias, los colores más elegantes y las líneas más modernas ocuparán un lugar central en la iniciativa diseñada en Argelia para ayudar a que  las personas que viven con el VIH vuelvan a trabajar.

La asociación argelina de personas que viven con el VIH, El Hayet, ha lanzado un proyecto piloto donde los participantes recibirán una formación para confeccionar ropa de alta costura y prêt-à-porter.

El proceso de formación correrá a cargo de un modisto profesional y el curso ofrecerá a los participantes la oportunidad de aprender diferentes técnicas de la industria de la moda, especialmente de diseño, confección, estilismo y costura. Los candidatos que completen el curso con éxito obtendrán un reconocimiento oficial de la Cámara Nacional de Comercio y Artesanía de Argelia.

“Puede que la sociedad argelina no sea indulgente”, afirmó Zohira Merah, presidenta de El Hayet. “Pero las personas que viven con el VIH tienen derecho a trabajar, a ser creativos y a mantenerse por si mismos sin tener que depender de limosnas o de la caridad”, añadió.

El programa, que comenzó en septiembre de 2006 y se prolongará durante 12 meses, recibe el apoyo de la Secretaría del ONUSIDA y de la OIT y del PNUD, copatrocinadores del ONUSIDA. El proyecto ha sido posible gracias a las subvenciones del Fondo Mundial para la Lucha contra el Sida, la Tuberculosis y la Malaria.

20070202_couture1_200x.jpg
Zohira Merah, Presidente de El Hayet con
el responsable del taller  Mr Redouane

La iniciativa ofrece a los participantes oportunidades económicas innovadoras y además recibirán un salario por el trabajo que realicen a lo largo del año. Asimismo, todas las prendas creadas durante el curso se pondrán a la venta y las ganancias estarán destinadas a las personas de Argelia que viven con el VIH o a aquellas a las que el virus afecta de alguna manera. “El componente económico de este proyecto ayudará a atraer a nuevos candidatos y a asegurar que la motivación no decaiga para construir un plan profesional a largo plazo”, afirmó Zohira Merah.

 “En este mundo necesitamos aprender a cuidar de nosotros mismos y por eso me inscribí en este programa”, dice una de las participantes. “Es difícil encontrar trabajo en la sociedad actual, especialmente para una mujer. He vivido con el VIH durante 12 años y este curso me ha dado la oportunidad de controlar mi vida y ser independiente. Cuando acabe, podré transmitir a otras personas lo que he aprendido, y eso me hace sentir bien”, añadió.

Tras su finalización, el curso ofrece a los participantes la oportunidad de ser económicamente independientes gracias a un acuerdo entre la Agencia Nacional para la Administración de micro-créditos y El Hayet.  Los profesores especializados ofrecerán ayuda a los participantes que estén interesados y completen el curso con éxito para que soliciten micro-créditos de US$ 400 a 5.500, que deberán reembolsar en un periodo de cinco años.

 “Este proyecto es un claro ejemplo de cómo se puede conseguir el principio de mayor participación de las personas que viven con el VIH,” afirmó Andy Seale, Director de Asociaciones con la Sociedad Civil del ONUSIDA. “Las soluciones sostenibles a largo plazo, como este taller en Argelia, son una parte fundamental de la respuesta al sida”, añadió.

“Ya que cada vez hay un mayor acceso a las terapias antirretrovíricas vitales, ahora necesitamos centrar nuestros esfuerzos en que las personas que viven con el VIH puedan desarrollar su potencial como miembros productivos de la sociedad y ser económicamente independientes. Esto supone la reintegración en el mundo laboral, algo que no es nada fácil debido al estigma y a la discriminación asociados a la infección por el VIH. Este proyecto es un ejemplo excelente de cómo hacer que esta incorporación sea más sencilla”, dijo Kate Thomson, Asesora de Asociaciones del ONUSIDA.

 



Reportajes relacionados