Reportaje

Fortalecer la asociación con la Coalición empresarial mundial

23 de febrero de 2009

Director
(de izquierda) Reunión del director ejecutivo de ONUSIDA, Sr. Michel Sidibé, con John Tedstrom, presidente de la Coalición empresarial mundial sobre el sida, la tuberculosis y la malaria (CEM) el día 3 de febrero.
Fotografía: ONUSIDA

El 3 de febrero de 2009, el director ejecutivo de ONUSIDA, Sr. Michel Sidibé, se reunió por primera vez con John Tedstrom, presidente de la Coalición empresarial mundial sobre el sida, la tuberculosis y la malaria (CEM). En la reunión, el Sr. Sidibé expuso su visión y sus prioridades para ONUSIDA, así como las razones por las que las empresas deberían implicar más al sector privado en la ampliación del acceso universal a la prevención, tratamiento, atención y apoyo relacionados con el VIH. También examinaron algunas formas concretas de reforzar la asociación actual entre ONUSIDA y CEM.

La reunión fue seguida de una sesión telefónica con más de 40 empresas de la CEM pertenecientes a diversos sectores industriales. Estas series de “Conexiones con la CEM” están concebidas para brindar a los miembros de la Coalición la oportunidad de aprender y discutir sobre cuestiones que los afectan a través del contacto directo con personas influyentes que trabajan en el campo del sida, la tuberculosis y la malaria.

Durante las conversaciones telefónicas, el Sr. Sidibé alentó a las empresas a centrar su atención en cinco cuestiones de gran importancia: la ampliación de la prevención de la transmisión maternoinfantil; el aumento de los esfuerzos para controlar la tuberculosis en las personas que viven con el VIH; el impulso de la investigación preventiva; el desarrollo de nuevos fármacos, y el establecimiento de plataformas eficaces de sensibilización y promoción.

El Sr. Sidibé puso de relieve la necesidad de fortalecer y ampliar las iniciativas a escala del conjunto de la industria, propiciar la creación de nuevas asociaciones entre los sectores público y privado, y dar mayor capacidad a las oficinas de país de ONUSIDA para que procuren establecer asociaciones más estrechas con empresas sobre el terreno. Michel Sidibé también hizo un llamamiento enérgico y urgente a todas las empresas para que movilicen recursos humanos y financieros con miras a ampliar a escala el acceso universal a la prevención, tratamiento, atención y apoyo relacionados con el VIH. Las empresas pertenecientes a la CEM mostraron su interés en la investigación sobre prevención y en orientar sus esfuerzos en salvar vidas de madres e hijos como uno de los pasos clave y necesarios para alcanzar el acceso universal.

El VIH y el lugar de trabajo

Tanto las empresas multinacionales como las pequeñas y medianas empresas desempeñan un papel fundamental en la respuesta al sida. Habida cuenta de que dos de cada tres personas que viven con el VIH van a trabajar cada día, el lugar de trabajo es uno de los lugares más apropiados para responder a la epidemia. Las estructuras e instalaciones existentes pueden utilizarse para proporcionar servicios de prevención, atención y apoyo del VIH, mientras que los sistemas de comunicación que ya están en funcionamiento son ideales para diseminar información sobre el VIH. Los programas en el lugar de trabajo también ayudan a llegar a las poblaciones desatendidas por el sistema de salud pública (por ej., los trabajadores migrantes) o pueden expandirse positivamente a las comunidades vecinas.

Los programas en el lugar de trabajo pueden ayudar a asegurar una participación muy diversificada de los trabajadores porque su implicación en ellos contribuye a que se los hagan suyos, a reducir el miedo a la discriminación, a generar mayor confianza en los mensajes de prevención y a hacer un mayor uso de los servicios que ofrecen pruebas y tratamiento.

ONUSIDA y el sector privado

ONUSIDA está convencido de que el sector privado debe desempeñar un papel de vital importancia en la respuesta al sida y ha contribuido al establecimiento de más de 30 coaliciones empresariales nacionales sobre el sida en todo el mundo que brindan asistencia con sus recursos, ayuda técnica e influencia política en el ámbito nacional.

El Programa Conjunto también ha desarrollado nuevas asociaciones en diversos sectores industriales, como el mecanismo farmacéutico y de diagnóstico Sherpa, que ha impulsado acuerdos de gran importancia entre 17 empresas, como Abbott, Aspen, Gilead, GSK, Merck, Pfizer o Ranbaxy, para aumentar el acceso al tratamiento, o bien la Iniciativa Hotel, en México, que ha reunido a más de 40 hoteles en una campaña de prevención del VIH y en la ejecución de políticas a largo plazo, etc.

Para más información por favor contactar con Regina Castillo, jefa, asociación con el sector privado, ONUSIDA, castillor@unaids.org o con Marie Engel, asesora de asociaciones, engelm@unaids.org.

Reportajes relacionados


Información relacionada:

Sector privado


Reportajes:

Llevar las ideas a la práctica en Etiopía (25 de noviembre de 2008)

Las coaliciones empresariales de América Latina y el Caribe se reúnen por primera vez en Brasil (13 de octubre de 2008)

El Secretario General de las Naciones Unidas reúne a las compañías farmacéuticas en Nueva York (9 de octubre de 2008)

Iniciativa por la vida, los hoteles atendiendo al sida (23 de julio de 2008)


Enlaces externos:

Coalición empresarial mundial sobre el sida, la tuberculosis y la malaria (CEM) (en inlgés)


Contacto:

Regina Castillo, jefa, asociación con el sector privado, ONUSIDA
castillor@unaids.org

Marie Engel, asesora de asociaciones
engelm@unaids.org