El secretario general de las Naciones Unidas presenta un informe de progreso sobre la respuesta al sida

Bookmark and Share

Reportaje

El secretario general de las Naciones Unidas presenta un informe de progreso sobre la respuesta al sida

08 de junio de 2010

HIV/AIDS and the world of work

Un nuevo instrumento de trabajo innovador para abordar el VIH en el mundo laboral es una de las cuestiones tratadas en la Conferencia Internacional sobre el Trabajo (CIT - 99ª sesión) en Ginebra del 2 al 18 de junio de 2010.

Tras el proceso para el establecimiento de una norma formal de la OIT, un Comité de VIH/SIDA, compuesto por 120-150 representantes tripartitos, está revisando la recomendación provisional de la OIT antes de su presentación final en la sesión plenaria de la Conferencia para su adopción el 17 de junio de 2010. El 3 de junio, la Subdirectora Ejecutiva de ONUSIDA, la Sra. Jan Beagle, se dirigió al Comité para apoyar la redacción provisional de una norma laboral internacional que constituirá “el primer instrumento sobre derechos humanos a nivel mundial, centrado específicamente en el VIH y el mundo laboral”.

En 2001, la OIT desarrolló un Repertorio de recomendaciones prácticas sobre el VIH/SIDA en el mundo del trabajo como marco para la acción en el lugar de trabajo. Desde su adopción, ha contribuido a luchar contra el estigma y la discriminación, así como a derribar las barreras sobre análisis y tratamiento en el mundo laboral. Aunque se han conseguido algunos progresos, las estrategias de prevención y cuidados necesitan reforzarse.

Muchos trabajadores siguen estando sujetos al estigma y la discriminación, así como a la amenaza o realidad de perder sus puestos de trabajo por su estatus de persona con VIH. La norma laboral internacional presentada ante este Comité, ayudaría a cambiar esta situación.

Subdirectora Ejecutiva de ONUSIDA, la Sra. Jan Beagle

En caso de ser adoptada por el CIT, la recomendación propuesta sobre VIH, basada en 10 principios clave incluidos en el Repertorio de recomendaciones prácticas de la OIT, incrementaría significativamente el impacto de los programas de prevención desarrollados por la OIT y ONUSIDA. La protección de los derechos humanos, como el derecho a no ser discriminado, juegan un papel esencial pero a menudo inadvertido, a la hora de facilitar la implementación de los programas de prevención. Las personas pueden encontrar en el lugar de trabajo un ambiente de apoyo y confianza para acceder a la prevención, el tratamiento, los cuidados y el apoyo en caso necesario.

Tal y como la Sra. Jan Beagle expresó, “Muchos trabajadores siguen estando sujetos al estigma y la discriminación, y a la amenaza, o realidad, de perder sus puestos de trabajo debido a su estatus de persona con VIH. La norma laboral internacional presentada ante este Comité permitiría ayudar a conseguir cambiar esta situación”.

ONUSIDA da la bienvenida en la recomendación provisional, a la promoción de una acción coordinada entre los distintos gobiernos, contratistas y trabajadores, incluidas las redes de personas afectadas por el VIH. Tal y como señaló la Sra. Beagle: “una de las fortalezas clave que la respuesta contra el SIDA ha puesto sobre la mesa es su capacidad de unir y movilizar una gran variedad de circunscripciones”.

La Sra. Beagle rindió homenaje al Programa de la OIT sobre VIH/SIDA y el Mundo Laboral por haber incrementado la concienciación sobre el impacto social, económico y político de la epidemia del VIH y sus efectos en el entorno laboral y el empleo.

La revisión de la Recomendación Provisional por parte del Comité sobre VIH/SIDA es la última fase de un ciclo de cuatro años que comenzó en 2007 cuando el Órgano de Gobierno de la OIT solicitó a ésta la inclusión de un asunto sobre VIH/SIDA en la agenda de las Conferencias de 2009 y 2010 para una doble discusión que derive en la adopción de una Recomendación autónoma.