Declaración de prensa

Día Internacional de la Tuberculosis 2011

Mensaje del director ejecutivo del ONUSIDA, Michel Sidibé

Ginebra, 24 de marzo 2011—Me satisface ver cómo la ampliación de la colaboración entre los programas para el VIH y la tuberculosis está dando sus frutos. Desde 2002, el número de pacientes de tuberculosis que se han realizado las pruebas del VIH se ha multiplicado por 80.

Para los pacientes de tuberculosis que descubren que son seropositivos, conocer su estado les permitirá  buscar acceso al tratamiento y a los medicamentos para el VIH que salvarán sus vidas.

Sin embargo, en este Día Mundial de la Tuberculosis, estoy preocupado. Estamos siendo testigos de una epidemia emergente de tuberculosis resistente a los fármacos. Debemos reflexionar sobre el hecho de que, si no se toman medidas urgentes, unos dos millones de personas que viven con el VIH podrían fallecer desde ahora hasta 2015 como consecuencia de la tuberculosis.

Actualmente disponemos de las herramientas necesarias para prevenir muchas de estas muertes: se ha desarrollado una prueba de detección de tuberculosis más rápida y precisa y el acceso a la terapia antirretrovírica ha mejorado significativamente. Las comunidades de la tuberculosis y del VIH deben seguir ampliando sus esfuerzos conjuntos para extender rápidamente estos servicios y salvar así muchas vidas.

No olvidemos que el VIH y la tuberculosis son dos enfermedades, pero estamos hablando de una vida.

El ONUSIDA se ha comprometido a reducir a la mitad las muertes por tuberculosis en personas que viven con el VIH para 2015. Creo que no solo podemos conseguir este objetivo, sino superarlo.

Centro de prensa

Descargar la versión imprimible (PDF)


Contacto

ONUSIDA Ginebra
Sophie Barton-Knott
tel. +41 79 514 6896 / +41 22 791 1697
bartonknotts@unaids.org


Región/país



Publicaciones