Comunicado de prensa

La reducción en la financiación contra el sida amenaza con poner el peligro los recientes logros realizados por los países

Países, donantes y otros socios deben movilizarse en torno al nuevo marco de inversiones estratégicas de ONUSIDA para generar nuevos recursos y optimizar las inversiones relacionadas con el sida.

GINEBRA, 27 de noviembre de 2011— Los resultados y progresos sin precedentes logrados por la respuesta global al sida en 2011 deben mantenerse y acelerarse. Los últimos datos del Programa conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/Sida (ONUSIDA) muestran que las nuevas infecciones por el VIH y las muertes relacionadas con el sida han descendido hasta los niveles más bajos y más de 6,6 millones de personas tienen acceso al tratamiento para el VIH en la actualidad. Una mayor inversión en los programas de tuberculosis y malaria también han conducido a una reducción en las muertes relacionadas con la tuberculosis y la malaria entre las personas que viven con el VIH.

Dichos logros están amenazados por el descenso de los recursos disponibles para la prevención y el tratamiento del VIH en los países con ingresos bajos y medios. Y ahora se podrían agravar aún más por la previsión de recursos recientemente revisada, que muestra un recorte de la financiación disponible a través del Fondo Mundial de lucha contra el sida, la tuberculosis y la malaria (Fondo Mundial).

El Fondo Mundial ha anunciado planes para sustituir su próxima convocatoria de propuestas nacionales (11ª convocatoria) por un nuevo mecanismo de financiación de transición. El nuevo mecanismo se centrará en la continuación de los servicios esenciales de prevención, tratamiento y atención actualmente financiados por el Fondo Mundial, lo que hará que la nueva financiación esté disponible solo en 2014. Este anuncio podría poner en peligro los esfuerzos globales de lograr el Objetivo de Desarrollo del Milenio 6: detener e invertir la propagación del sida, la tuberculosis y la malaria en 2015.

"Este retraso podría impedir los esfuerzos de los países por salvar vidas en un momento en que la respuesta al sida ha asistido a resultados innovadores", dijo Michel Sidibé, director ejecutivo de ONUSIDA. "La nueva estrategia a cinco años del Fondo Mundial así como su plan consolidado de transformación son pasos en la dirección correcta. Dichos planes deben restaurar la confianza y colocar al Fondo Mundial como un mecanismo de financiación importante y eficaz para el sida, la tuberculosis y la malaria".

ONUSIDA insta a la comunidad internacional a explorar urgentemente fuentes innovadoras de financiación para salvar la brecha en los recursos mundiales para el sida, incluido el impuesto sobre las transacciones financieras para financiar programas sanitarios y de desarrollo fundamentales. También hace un llamamiento para que los países revisen y vuelvan a dar prioridad a las inversiones para el sida, así como las estrategias nacionales contra el sida, usando el nuevo marco de inversiones estratégicas de ONUSIDA para ofrecer resultados y rentabilidad máximos.

"Necesitamos nuevas modalidades financieras y fuentes de financiación como el impuesto sobre las transacciones financieras para mantener el impulso de la respuesta al sida", dijo el Sr. Sidibé. "Usando los avances de la ciencia, podemos ayudar a los países a usar el nuevo marco de inversiones para optimizar los resultados para las personas y salvar vidas".

En respuesta a los desafíos económicos y las oportunidades a los que se enfrentan los países, ONUSIDA tiene el compromiso de trabajar junto a los países; los organismos regionales incluidos la Unión Africana, el Banco de Desarrollo Africano y el NEPAD; donantes como PEPFAR, el DFID y el gobierno de Francia; organizaciones civiles y el Fondo Mundial para alcanzar objetivos nuevos y audaces fijados por los líderes mundiales en la Declaración Política sobre el VIH/Sida de las Naciones Unidas de 2011.

Los estados miembros de las Naciones Unidas se han comprometido a invertir entre 22.000 y 24.000 millones dólares estadounidenses hasta 2015 para la respuesta mundial al sida. El pasado año, se disponía de 15.000 millones de dólares, sin embargo, la financiación internacional ha caído desde los 8700 millones en 2009 a los 7600 millones de dólares en 2010.

Centro de prensa

Descargar la versión imprimible (PDF)


Contacto

ONUSIDA Ginebra
Sophie Barton-Knott
tel. +41 79 514 6896 / +41 22 791 1697
bartonknotts@unaids.org


Región/país