Declaración de prensa

Las mujeres necesitan acceso a una protección dual: anticonceptivos efectivos y opciones para prevenir el VIH

Las recomendaciones de la OMS en torno al uso de anticonceptivos hormonales se mantienen inmutables. El uso de preservativos, masculinos y femeninos, es un método fiable para prevenir el VIH.

GINEBRA, 16 de febrero de 2012—La Organización Mundial de la Salud (OMS) organizó en Ginebra una consulta de partes interesadas para revisar los últimos estudios epidemiológicos relacionados con la transmisión y la adquisición del VIH en mujeres que utilizan anticonceptivos hormonales. Tras un análisis pormenorizado de los datos disponibles, los participantes llegaron a la conclusión de que los datos no eran suficientemente concluyentes para cambiar las directrices actuales.

Con motivo de esta revisión, la OMS ha anunciado hoy que sus recomendaciones actuales (sin restricciones en el uso de anticonceptivos hormonales para evitar embarazos no deseados) se mantendrán inalterables. Asimismo, recomendó que las mujeres que utilicen anticonceptivos inyectables solo de progestágeno hagan uso de preservativos o de otros métodos para evitar la infección por el VIH.

De los 34 millones de personas que viven con el VIH, en torno a la mitad son mujeres. En África subsahariana, la región más afectada por la epidemia, prácticamente el 60% de las nuevas infecciones se producen en mujeres.

Se calcula que el nivel de necesidades de planificación familiar no satisfechas entre las 1180 millones de mujeres de entre 15 y 49 años de todo el mundo alcanza el 11%. En el caso de las 128 millones de mujeres (casadas o en pareja) de este grupo de edad que viven en África subsahariana, se estima que este nivel es más del doble, en torno al 25%. Este hecho pone de manifiesto la necesidad de encontrar urgentemente soluciones innovadoras que satisfagan la necesidad doble de la mujer de prevenir el VIH y de evitar embarazos no deseados.

Aunque se dispone de una amplia gama de anticonceptivos para evitar embarazos no deseados, únicamente los preservativos, masculinos y femeninos, ofrecen una protección dual que evita tanto éstos como la transmisión del VIH.

El Programa de las Naciones Unidas sobre el VIH/Sida (ONUSIDA) recomienda que las personas que son activas sexualmente, especialmente mujeres y niñas, accedan de manera integral a información y asesoramiento que les permitan adoptar decisiones contrastadas sobre sus necesidades de salud sexual y reproductiva. Las mujeres y niñas también deben tener acceso a una amplia gama de opciones anticonceptivas y de prevención del VIH. Los profesionales de la atención sanitaria deben ser quienes ofrezcan estos servicios de manera integrada.

La falta de métodos de prevención del VIH controlados por la mujer y los bajos niveles de utilización del preservativo sitúan a mujeres y niñas en una situación de gran vulnerabilidad ante la infección por el VIH. “Las mujeres necesitan opciones seguras de anticoncepción y de prevención del VIH que puedan poseer y gestionar”, apuntó Michel Sidibé, director ejecutivo de ONUSIDA. “Es esencial realizar nuevas inversiones para investigar opciones de prevención del VIH controladas por la mujer y métodos de anticoncepción seguros”.

Centro de prensa

Descargar la versión imprimible (PDF)


Contacto

ONUSIDA Ginebra
Sophie Barton-Knott
tel. +41 79 514 6896 / +41 22 791 1697
bartonknotts@unaids.org


Región/país