Declaración de prensa

ONUSIDA insta a un acceso más temprano a las pruebas y al tratamiento del VIH y de la tuberculosis

GINEBRA, 24 de marzo de 2014— Con motivo del Día Mundial de la Tuberculosis, ONUSIDA hace un llamamiento urgente para que se intensifique el empeño mundial para asegurar un acceso más temprano a las pruebas y al tratamiento de la tuberculosis y el VIH. La tuberculosis sigue siendo la principal causa de muerte entre quienes viven con el VIH. Se calcula que en 2012 se produjeron 1,1 millones de nuevos casos de tuberculosis en personas infectadas por el VIH, el 75 % de ellos en África.

El doble impacto de la tuberculosis y el VIH resulta devastador para millones de personas y para sus familias. Ese hecho es inaceptable, habida cuenta de que la tuberculosis es evitable y curable. Si se amplía el acceso a medidas básicas de prevención de la tuberculosis para las personas que viven con el VIH, será posible lograr para 2015 el objetivo de reducir en un 50 % las muertes por tuberculosis en ese grupo.

Los estudios científicos han demostrado que un diagnóstico y tratamiento tempranos para el VIH pueden reducir el riesgo de contraer la tuberculosis en un 65 %. Si el tratamiento de la tuberculosis se combina con un tratamiento antirretrovírico, el riesgo de contraer tuberculosis se puede reducir en torno al 90 %.

En contextos con una alta carga de morbilidad, las personas han de tener la oportunidad de conocer su estado serológico respecto al VIH y comenzar temprano el tratamiento, con el fin de prevenir los casos de tuberculosis activa. En tales casos, el comienzo inmediato del tratamiento antirretrovírico puede reducir la probabilidad de morir en un 50 %. Desgraciadamente, pese a todo lo que sabemos sobre la importancia del diagnóstico y el tratamiento tempranos del VIH y la tuberculosis, millones de personas descubren demasiado tarde que tienen esas enfermedades.

ONUSIDA puso en marcha Tratamiento 2015 para ampliar el acceso al tratamiento del VIH, que es primordial para la prevención tanto del VIH como de la tuberculosis. ONUSIDA hace un llamamiento para que se lleve a cabo una labor innovadora e integral para prevenir el VIH y la tuberculosis, aunando esfuerzos para aumentar los recursos disponibles y llegar a todos los que viven con el VIH, con intervenciones esenciales de prevención de la tuberculosis, especialmente mediante un acceso más temprano a las pruebas y al tratamiento del VIH y de la tuberculosis.

ONUSIDA trabaja en estrecha colaboración con los países, los donantes y los socios —como la Alianza Alto a la Tuberculosis, el Fondo Mundial de Lucha contra el SIDA, la Tuberculosis y la Malaria y el Plan de Emergencia del Presidente de los Estados Unidos para el Alivio del Sida— con el fin de crear soluciones sostenibles para ofrecer servicios indispensables para el VIH y la tuberculosis y lograr su plena integración.

ONUSIDA

El Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/Sida (ONUSIDA) lidera e inspira al mundo para conseguir su visión compartida de cero nuevas infecciones por el VIH, cero discriminación y cero muertes relacionadas con el sida. El ONUSIDA reúne los esfuerzos de 11 organizaciones de las Naciones Unidas (ACNUR, UNICEF, PMA, PNUD, UNFPA, UNODC, ONU Mujeres, OIT, UNESCO, OMS y Banco Mundial) y trabaja en estrecha colaboración con asociados globales y nacionales para maximizar los resultados de la respuesta al sida. Acceda a más información en unaids.org y conecte con nosotros a través de Facebook y Twitter.

Centro de prensa

Descargar la versión imprimible (PDF)


Contacto

ONUSIDA Ginebra
Sophie Barton-Knott
tel. +41 79 514 6896 / +41 22 791 1697
bartonknotts@unaids.org


Región/país