Reportaje

Primera consulta mundial sobre el HIV y los desplazados internos

04 de mayo de 2007

20070504_idps_300.jpg
Según el Centro de seguimiento de desplazamientos internos
del Consejo Noruego de Refugiados, hay unos 24,5 millones de
personas desplazadas en sus países debido a conflictos en por lo
menos 52 países en todo el mundo. Fotografía: ACNUR/H. Coussidis

La primera consulta mundial sobre el VIH y desplazados internos se celebró en Ginebra el 24 y el 25 de abril y reunió a unos 45 expertos provenientes de gobiernos, organismos de las Naciones Unidas, organizaciones no gubernamentales e instituciones académicas.

La consulta mundial, organizada por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), una de las organizaciones copatrocinadoras de ONUSIDA, fue la primera de este tipo celebrada específicamente para centrarse en los efectos del VIH en los desplazados internos.

“Esta es un área abandonada en la que las necesidades son enormes, pero lo cierto es que lamentablemente no conocemos suficientemente bien las diferentes situaciones,” declaró Paul Spiegel, director de la unidad del VIH del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR). “Este es solo el comienzo de un proceso que, esperemos, nos ayudará a identificar las carencias, planificar programas conjuntos y mejorar los servicios para los desplazados dentro de sus países.”

Como los refugiados, los desplazados internos son ciudadanos que han sido víctimas de la violencia, persecuciones o violaciones de los derechos humanos, o que han sido forzados a abandonar sus hogares por un conflicto. Pero, a diferencia de los refugiados, los desplazados internos permanecen en su propio país.

“Aunque no dispongamos de grandes cantidades de información, no hay duda de que las personas desplazadas dentro de sus países son un grupo con necesidades especiales con respecto al VIH," afirmó Elhadj As Sy, director de Comunicaciones y Relaciones exteriores de ONUSIDA. “Muchos habrán sufrido situaciones traumáticas y violentas, incluida la violencia sexual, durante los conflictos. Algunos permanecen en el anonimato por varias razones, por ejemplo por cuestiones de seguridad, lo que les hace más complicado acceder a servicios del VIH."

“Las personas desplazadas, sin embargo, no son necesariamente más vulnerables a la infección por el VIH”, comenta Spiegel. “En el caso de los refugiados, en un principio se creía que la prevalencia entre ellos era mayor que en las comunidades de acogida, pero se demostró que no era así. Necesitamos investigar más sobre los efectos de los desplazamientos en la infección por el VIH.”

Durante la consulta, la atención se centró en Colombia, Côte d’Ivoire, República Democrática del Congo, Myanmar, Nepal y Uganda, junto con algunos países de Europa oriental.

“No se puede adoptar un enfoque único para todas estas situaciones. La situación en cada país, y a veces incluso en cada región dentro del país, es completamente diferente,” explicó Spiegel. “Esperamos aprender de las diferentes experiencias de aquellos que participan en las consultas. Necesitamos que todo el mundo se involucre. Necesitamos la ayuda de todos.”

La consulta se realizó para fomentar la concienciación y conseguir programas conjuntos más efectivos, así como más investigación en cuestiones relacionadas con el VIH y los desplazados internos.

Según el Centro de seguimiento de desplazamientos internos del Consejo noruego de refugiados, hay unos 24,5 millones de personas desplazadas en sus países debido a conflictos en por lo menos 52 países de todo el mundo. Entre el 70 y 80% de ellos son mujeres y niños. Los países con una mayor población de desplazados internos son Sudán, Colombia, Irak, Uganda y República Democrática del Congo.

Bajo la protección general de la Oficina del Coordinador del Socorro de Emergencia de las Naciones Unidas, se le ha asignado al ACNUR la labor de controlar las necesidades de protección y refugio de los desplazados internos así como la coordinación y la administración de los campamentos. Otros organismos han adoptado funciones similares en las áreas de agua, nutrición, sanidad, logística y telecomunicaciones.




Esta noticia apareció por primera vez en el sitio web del ACNUR el 24 de abril de 2007. El ACNUR se esfuerza por asegurar que los refugiados viven en condiciones dignas, libres de discriminación, sea cual sea su estado serológico, y en proveer al menos las intervenciones básicas relacionadas con el VIH durante las emergencias.

Enlaces:

Más sobre el VIH y los refugiados (en inglés)
Visite el sitio web del ACNUR (en inglés)

Reportajes relacionados